Local

El joven que mató a su novia de un tiro pierde la tutela de su hijo

El juez Serrano le retira la patria potestad 5 años después del crimen.

el 11 dic 2009 / 20:30 h.

TAGS:

El juez de Familia de Sevilla ha retirado la patria potestad sobre su hijo de cinco años a un joven que mató a su compañera de un tiro en la frente porque con el homicidio le causó el "daño irreparable" de privarle de su madre. En una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, el juez considera que mantener la patria potestad supone para el pequeño un atentado contra su integridad física y su salud mental, y por lo tanto "manifiestamente contrario a su interés".

El joven Enrique R.G., de 22 años, está condenado en sentencia firme del Tribunal Supremo a 20 años de cárcel por matar a su compañera de un tiro en la frente en la barriada de Los Pajaritos, mientras la víctima mantenía a su hijo, entonces de un año, en brazos.

El Supremo dictaminó que la versión del acusado de que la pistola se disparó sola mientras la limpiaba es "inverosímil" y añadió que el tribunal había llegado a la "triste pero firme convicción" de que la muerte de Susana V.M. se produjo por un disparo "voluntario".

Por ello, Enrique fue condenado a 16 años de prisión por un delito de asesinato alevoso, dos años por tenencia ilícita de armas y tres penas de 21, 6 y 3 meses de cárcel por tres delitos de violencia doméstica habitual. Ahora, el juez de Familia 7, Francisco Serrano, dice que el padre llevó a cabo un "acto execrable que puede ser considerado como una actitud de discriminación, desigualdad y relación de poder", por lo que la "búsqueda del interés supremo del menor" obliga a "privar de la patria potestad al maltratador".

Por ello, otorga la patria potestad a la abuela materna, que cuida al niño desde el asesinato de Susana, está "altamente implicada en su evolución educativa" y los servicios sociales han valorado "muy positivamente la actitud e idoneidad de la familia materna", añade la sentencia. El padre, no obstante, deberá seguir contribuyendo a la manutención del niño con 150 euros mensuales, añade la resolución.

El juez reconoce que el hecho de encontrarse en prisión no entraña necesariamente la privación de la patria potestad, pero un caso como éste supone "excepcionales hechos delictivos que pueden tener una incidencia directa en el debido cumplimiento de las obligaciones paternas".

En el caso de Enrique, dice el juez que es "manifiestamente contrario al interés del menor" quedar bajo la tutela de su padre, pues el niño no debe tener "ninguna dependencia de autoridad paterna con un padre condenado a 20 años de prisión por matar a su madre".

Se trata de un niño que "ha tenido que padecer la muerte de su madre, a quien su padre sesgó la vida en su presencia", lo que el juez califica como "hechos delictivos que pueden tener una directa incidencia en el debido, adecuado y exigible cumplimiento y ejercicio de las obligaciones paternofiliales".

En julio de 2007, un año y medio después del fallecimiento  de Susana, se celebró el juicio en la Audiencia Provincial, en el que las tres acusaciones solicitaron la inhabilitación de la patria potestad del menor, que tenía entonces tres años.

En ese caso, la Audiencia rechazó la petición al considerar que el niño "no había sido víctima directa de ninguno de los hechos que integran el delito" y que no había pruebas suficientes que aconsejasen que fuera lo más adecuado para el menor. En ese momento, tampoco se le prohibió al joven que mató a su novia acercarse y comunicarse con su hijo y con la madre de la víctima. 

  • 1