Deportes

El Joventut elude el KO y fuerza el tercer partido

El DKV Joventut forzó el tercer partido de su eliminatoria de cuartos de final por el título de la Liga ACB ante el Real Madrid después de imponerse (82-77) a los blancos en el Olímpico de Badalona, tras un encuentro en el que Ricky Rubio, aun con molestias en la cadera, acabó desquiciando a los de Joan Plaza.

el 16 sep 2009 / 02:57 h.

El DKV Joventut forzó el tercer partido de su eliminatoria de cuartos de final por el título de la Liga ACB ante el Real Madrid después de imponerse (82-77) a los blancos en el Olímpico de Badalona, tras un encuentro en el que Ricky Rubio, aun con molestias en la cadera, acabó desquiciando a los de Joan Plaza.

El joven base, que apenas pudo jugar el primer partido por la lesión, fue el principal argumento de los verdinegros, que obligaron al Madrid a disputar un partido a un ritmo frenético que acabó desdibujando su esquema.

Con Felipe Reyes lejos de su mejor versión, Bullock (22 puntos) y Raúl López (16 puntos y 6 asistencias) mantuvieron al equipo madridista en el encuentro, que vio como los locales se hacían con el mando a medida que Rubio se sentía cómodo sobre la pista.

Pese al 10-18 inicial (m. 5), el equipo de Sito Alonso comenzó a carburar en cuanto Rubio insufló al equipo su actividad defensiva y su clarividencia en la lectura del bloqueo y continuación. Así, el DKV niveló la contienda con la aportación asimismo de Pau Ribas (12 puntos) y Jérôme Moiso (16), dos quebraderos de cabeza para los blancos.

El acierto exterior mantuvo a los blancos al descanso (48-44), pero Ricky, sabedor de que podía ser su último encuentro con la Penya, subió el ritmo una marcha más para acabar con 16 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias, apenas contestado en el bando visitante por Louis Bullock.

UNICAJA SE LA JUEGA

Esta tarde se cierra la segunda jornada de las eliminatorias de cuartos de la ACB, con la presión sobre Unicaja, que cayó derrotado en el Martín Carpena frente al Kalise Gran Canaria y necesita asaltar esta tarde (21.30) el Centro Insular si no quiere despedirse a las primeras de cambio del título.

Tras el varapalo que supuso la derrota en el capítulo inicial de la serie, Unicaja se tendrá que encomendar a su defensa y al mayor talento ofensivo de sus jugadores para vencer en una de las pistas más hostiles de toda la competición. La buena noticia para los de Aíto puede llegar en forma de lesión de uno de los mejores jugadores de su rival, Carl English, que será duda hasta última hora.

Distinto es el cometido de TAU y Barcelona. Los vitorianos buscan cerrar los cuartos venciendo en La Casilla (20.15) a un iurbentia Bilbao que buscará repetir la buena imagen que dio el pasado domingo y devolver la serie hasta el Buesa Arena.

El Barcelona también pretende finiquitar su serie por la vía rápida, aunque para ganar al Pamesa en La Fonteta (20.45) deberá ser menos irregular.

  • 1