Cultura

El Jueves se llena de sorpresas de la mano de músicos y artistas

La previsible rutina del mercadillo de la calle Feria se vio ayer tomada al asalto por los aires festivos, lúdicos e iconoclastas de la tercera edición de Intervenciones en Jueves, una cita dirigida a desacralizar las artes y a permitir que los ciudadanos de a pie gocen y hagan suyos los espacios públicos.

el 15 sep 2009 / 01:15 h.

La previsible rutina del mercadillo de la calle Feria se vio ayer tomada al asalto por los aires festivos, lúdicos e iconoclastas de la tercera edición de Intervenciones en Jueves, una cita dirigida a desacralizar las artes y a permitir que los ciudadanos de a pie gocen y hagan suyos los espacios públicos.

Camuflado entre mantas donde lo mismo se puede encontrar una rareza de Charles Dickens que una zapatilla sin pareja o un tornillo, el arte se agazapó ayer en todos los rincones del mercadillo para sorpresa de los transeúntes y, todo sea dicho, cierta desconfianza inicial por parte de los comerciantes. Para empezar, 1500 metros cuadrados de moqueta resumían el espíritu de la cita: aquí todos son bienvenidos, y merecen pisar en blando, como antaño sólo podía permitirse hacer la aristocracia.

De pronto, un grupo de personas se arremolina en una esquina cualquiera: el espíritu de Enrique el Cojo -encarnado en el artista Serafín Zapico- se dispone a oficiar como guía de las Intervenciones para devotos o simples curiosos. Así, va conduciendo a unos y otros desde el rincón donde el dj Francisco Torres va poniendo música adquirida en el propio mercadillo, hasta el coche tuneado que rinde tributo -o más bien deshomenaje- al folklore, pasando por la obra Miradores de Celia Macías, las obras en chapa de Irene Mala o el gran mural dedicado -o desdedicado- a Estrellita Castro.

Una ebullición ora contracultural, ora petarda, provocadora y desmitificadora, desenfadada y contundente, en la que han participado más de treinta artistas, la mayor parte de ellos plásticos, y que según Álex Peña, uno de sus impulsores, "no es una reivindicación social, y si tiene algo de eso es porque todo lo hacemos libremente. Nos sentimos cercanos al barrio y ésta es una forma nuestra de participar activamente en él, con el arte como herramienta y sin el más mínimo ánimo de lucro", asegura.

Concierto.

La música en directo también estuvo presente en Intervenciones en Jueves. El grupo de rock Pony Bravo amenizó la fiesta al medio día con unas canciones que beben de influencias tan dispares como la copla y la el rock de los 70 de bandas como The doors. Los sevillanos tocaron en un solar acondicionado para la ocasión con andamios, grúas y ladrillos como telón de fondo. Una fiesta en la que música, arte y buen rollo se dieron la mano.

  • 1