Local

El juez aún ve indicios de cohecho en Camps y rechaza archivar el caso

El juez del TSJ de Valencia José Flors ha decidido continuar la tramitación del proceso contra Camps porque sigue observando, después de estudiar la documentación recibida, indicios de cohecho.

el 16 sep 2009 / 05:20 h.

TAGS:

El juez del TSJ de Valencia José Flors ha decidido continuar la tramitación del proceso contra Camps porque sigue observando, después de estudiar la documentación recibida, que cometió cohecho al recibir dádivas de las empresas de Correa. El día 15 habrá una audiencia con todas las partes implicadas, que podría terminar con el presidente valenciano sentado en el banquillo.

"Yo me pago mis trajes y cuando vayan pasando los días iremos viendo cómo se resuelve esto". Así habló Camps el pasado 10 de marzo. En un auto publicado ayer, Flors estima que efectivamente dichos trajes los pagó Orange Market y por eso mantiene que no ha lugar al sobreseimiento libre ni al archivo de la causa. El juez cree que existen "suficientes indicios racionales" para estimar que los hechos investigados en el caso Gürtel pueden ser constitutivos de un delito de cohecho. En el auto se mantiene que también siguen como imputados en esta causa el secretario general del PPCV y portavoz del grupo popular en Las Cortes valencianas, Ricardo Costa; el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos, y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret.

La resolución de Flors, que no es definitiva y puede ser recurrida en apelación ante la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJCV, se produce como consecuencia de la investigación que lleva a cabo desde el pasado mes de abril, durante la cual tomó declaración a Camps y el resto de imputados por haber recibido regalos procedentes de la trama corrupta liderada por Francisco Correa.

Tras la audiencia del día 15 se determinará si se celebra un juicio, en cuyo caso Camps deberá sentarse en el banquillo ante un jurado popular. Desde el TSJCV se asegura que las actuaciones del proceso penal serán secretas para el público hasta el momento en que se abra dicho proceso.

En su auto, Flors estima que efectivamente Álvaro Pérez -el Bigotes-, jefe de la trama de Correa en Valencia, "solía frecuentar con Pablo Crespo -encarcelado junto con Correa- un establecimiento de prendas de vestir de la cadena denominada Milano". "Los señores Pérez y Crespo llegaron a convenir -dice el texto del juez- que las compras que hicieran en dicho establecimiento bien para sí, bien para otras personas a quienes acompañaran o por cuya indicación se les atendiera, no les fueran cobradas en caja y se anotaran en una cuenta a nombre de Álvaro Pérez". Un traje de 900 euros, dos americanas a medida por importe de 1.800 euros... Así explica el magistrado que Camps nunca llegara a presentar las facturas de los más de 12.000 euros en trajes que supuestamente recibió de la trama.

El juez concreta en el auto qué prendas fueron entregadas a los imputados, cuánto costaron y cuál era el número de referencia del ticket. Y de esos datos deduce que "no cabe sostener que los hechos carezcan absolutamente de tipicidad penal" teniendo en cuenta "la cualidad de autoridad o de funcionario público que ostentan aquellas personas supuestamente beneficiadas por los pagos del precio de las prendas de vestir". Es decir, el juez afirma que Camps pudo cometer cohecho porque la ropa que recibió "merece la conceptuación de dádiva (...) aunque el precio de esas prendas pudiera parecer a alguien escaso o aún ridículo".

Así, Flors cree que, por poco que costaran los trajes, el Bigotes buscaba con estos regalos "un concreto acto" por parte de los beneficiados.

confianza ciega. El PP, mientras tanto, sigue confiando ciegamente en Camps. Ya Rajoy dijo en su momento que el partido no actuaría contra el barón valenciano a no ser que hubiera pruebas en su contra. Ayer, los populares tomaron con "tranquilidad" la decisión del juez de seguir investigando, ya que, a su entender, la gestión del presidente regional es "transparente".

La propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, defendió al barón y el partido anunció que el auto será recurrido.

  • 1