Local

El juez avala la retirada de la sonda a Ramona

Archiva la denuncia de la Asociación Derecho a Vivir.

el 28 ago 2011 / 19:15 h.

TAGS:

El juzgado de instrucción número 5 de Huelva ha archivado la denuncia presentada por la Asociación Derecho a Vivir para reclamar la tutela judicial urgente que restituyera la sonda nasogástrica a Ramona Estévez, la mujer de 90 años ingresada en el Hospital Blanca Paloma de Huelva a la que le fue retirada dicha vía de alimentación a petición de su hijo y tras obligar la Junta a los médicos a aplicar la Ley de Muerte Digna.

La asociación presentó la denuncia el viernes y ese mismo día, el juez citó a los familiares de Ramona para el sábado. Tras escuchar su declaración, el magistrado decidió archivar la denuncia, según adelantó el domingo El País.

La paciente, que ingresó en el hospital el pasado 26 de julio tras sufrir un infarto cerebral, permanece inconsciente y "sin signos aparentes de sufrimiento ni dolor", según informaron a Europa Press fuentes cercanas al caso.

Fue el hijo de Ramona, José Ramón Páez, quien solicitó la intervención de la Consejería de Salud al pedir a los médicos, siguiendo el deseo de su madre, que no le prolongaran artificialmente la vida y le retiraran la sonda, a lo que los médicos se negaron al afirmar que podían incurrir en un delito tipificado en el Código Penal. Tras conocer el caso, la Consejería de Salud se puso en contacto con el hospital para recordar que están obligados a aplicar la Ley de Muerte Digna, en vigor desde hace un año y que antepone los deseos de los enfermos a no recibir tratamientos ni cuidados paliativos.

La Asociación Derecho a Vivir recurrió a los tribunales al considerar que la retirada de la sonda supone matar de inanición a la anciana y por tanto es una práctica de eutanasia encubierta, pero la denuncia ha sido archivada, aunque anuncian otras.

  • 1