Local

El juez avisa: "Esto es serio, les ruego que se abstengan de reír"

El magistrado presidente de Malaya tuvo ayer que llamar la atención a algunos procesados que estaban bromeando y haciendo gestos.

el 04 oct 2010 / 19:34 h.

TAGS:

EL presunto cabecilla de la trama de Marbella a su llegada a la Audiencia.

El magistrado presidente de Malaya tuvo ayer que llamar la atención a algunos procesados que estaban bromeando y haciendo gestos. Una de las defensas cuestionó que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento puedan considerarse como instituciones perjudicadas. Y el abogado de la mujer de Roca afirmó que ésta ha sido investigada por haberse casado con el ex asesor de Urbanismo.

Son tres claves de por dónde discurrió ayer en Malaga la tercera sesión del juicio del caso Malaya, contra la corrupción política y urbanística en Marbella. La vista se movió en la fina frontera que separa el tedio del espectáculo, pero finalmente el diplomático presidente del tribunal, José Godino, se puso duro con determinados acusados y les espetó: «Me dirijo a los señores procesados. He visto que algunos de ellos están riéndose. Esto es serio, es un tribunal de Justicia».

Para hacer este inciso, tuvo que cortar el apasionado discurso del defensor de la mujer de Juan Antonio Roca. Godino aseguró que había detectado «unas ganas de reír insospechadas» en un nutrido grupo de procesados. "Ruego que se abstengan de reír; si lo hacen abiertamente, salgan de la sala, no tienen ustedes por qué reír", indicó con cara de pocos amigos.

En esta intervención se notó el enfado que en el magistrado propició la incomparecencia injustificada del acusado José María Mellado Romero, supuesto testaferro de Roca. Hoy tendrá que estar, sin falta, a las 10.00 horas. Ésta es la segunda vez que el presidente llama la atención de los participantes en el plenario: en la primera ocasión se dirigió a las partes para pedirles que respetaran al juez Miguel Ángel Torres y al fiscal.

La imagen del día se captó en el primer banco de los acusados, ya que Montserrat Corulla, supuesta testaferro del cerebro de la trama, se sentó a su derecha. En la mano, el principal encausado portaba su inseparable libreta.

En el terreno estrictamente jurídico, los letrados que intervinieron ayer volvieron a pedir la nulidad del procedimiento por vulneraciones fundamentales de derechos en las intervenciones telefónicas, las detenciones, los registros o en la autoatribución del sumario que, sostienen, hizo el juez Torres, amén de incidir, con gran precisión, en que faltan folios en determinados tomos. Las detenciones "espectáculo" ordenadas por el juez Torres fueron muy criticadas por los letrados.

Varios abogados atacaron ayer con dureza los papeles desempeñados por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Marbella en el proceso. Además recordaron que el primer instructor rechazó la personación del Ejecutivo autonómico como acusación particular, al considerar que su actuación estaba más cercana a la figura de responsable civil subsidiaria que a la de perjudicada. "Ni la Junta ni el Ayuntamiento pueden considerarse perjudicados por algunos delitos. ¿Qué daño económico han hecho que se pueda sanar con la exigencia de indemnización? ¿Qué negocio se ha realizado con trascendencia a los bienes o fondos públicos? No son perjudicadas por el delito y no pueden exigir cantidades que habrán de probar", reflexionó Juan García Alarcón, representante, entre otros, de Alexandra Grafin Von Bismark, acusada de blanqueo. Éste alegó que el proceso está lleno de "veneno". Uno de sus compañeros lo tildó de "kafkiano".

En la misma línea se expresó el representante de los hermanos Sánchez-Dalp, ambos empresarios dedicados a la cría de toros bravos y presuntos socios en un negocio común con el ex asesor de Urbanismo.

  • 1