Local

El juez de la causa a Bretón no descarta más implicados en la desaparición de los niños

el 08 may 2012 / 17:15 h.

TAGS:

El abogado defensor de José Bretón, el padre de Ruth y José, desaparecidos en Córdoba hace siete meses este martes, ha decidido finalmente no recurrir el auto de procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba en el sumario abierto a raíz de la desaparición de sus dos hijos menores de edad, y en el que el juez José Luis Rodríguez Laín no descarta la implicación de otra persona en este caso.


En declaraciones a Europa Press, el letrado José María Sánchez de Puerta ha argumentado su decisión de no presentar recurso contra el auto, porque "no lo considera oportuno ahora mismo, sé la opinión del juez, la de la sala y sería perder el tiempo y adelantar mi defensa".

Así, detalla que lo ha estudiado "muy bien" y en cuanto llegue el contrainforme a la prueba de la Universidad de Valencia "se aportará y a juicio, que es lo que ya quiero", según relata el abogado, quien calcula que la vista oral se celebre en noviembre o diciembre de este año.

Al respecto, indica que enviará el contrainforme al juzgado una vez que lo tenga, pues, por el momento, "el juzgado no me ha dado todos los documentos que necesito y los da con cuentagotas", tal y como manifiesta el letrado, que puntualiza que aún le falta un CD para enviar a los peritos que analicen la prueba de la Universidad de Valencia que avala "al 98 por ciento" que los niños no llegaron al Parque Cruz Conde la tarde del 8 de octubre de 2011, donde denunció el padre que los había perdido de vista.

El letrado explica que el contrainforme a esta prueba, que analiza las grabaciones de cámaras de seguridad en el recorrido del padre desde la finca de la familia paterna en Las Quemadillas --donde estuvo con los niños ese día-- hasta el citado parque, "se está efectuando, pero no se ha terminado".

En cuanto al auto de procesamiento, Sánchez de Puerta apunta que el juez incide en que el padre "ha despistado" desde el principio y él "es el único autor" en este caso, aunque el togado "no descarta" que haya implicada una tercera persona, según relata el abogado, quien considera que es algo "improbable, una cosa que no se puede probar".

Este es uno de los argumentos que recoge el auto de procesamiento, y que se centra en las imágenes de una cámara de seguridad que supuestamente grabó al padre con otra persona en el coche de su hermana, Catalina, y junto a la parcela. Bretón, según su defensa, "en aquel momento no podía estar allí" y en las cámaras "en absoluto se distingue al padre, solo se ven puntos", según señala Sánchez de Puerta, quien este miércoles visitará de nuevo a su cliente en la prisión de Alcolea y a quien el juez procesa por la presunta comisión de dos delitos de detención ilegal, en la modalidad cualificada de menores y con la agravante de parentesco, y por simulación de delito.

POSIBLE NUEVO IMPLICADO POR DINERO

En el auto de procesamiento, de 46 folios, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Laín, subraya en relación a la implicación de un tercero que "no puede ni confirmarse ni descartarse tal hipótesis, pensando como podemos pensar que dentro de las precauciones que pudiera haber tomado el encartado a la hora de urdir su plan, pudiera estar la de contactar en persona con el desconocido tercero que, bien por amistad, o más bien por dinero, se ofreciera simplemente a estar en la parcela esperando a José, y en un momento determinado posiblemente al salir el coche, realizara el trasvase de los dos menores a otro vehículo en el que se llevaría a los dos niños a cualquier ignoto o inimaginable lugar".

En concreto, tal y como publica ABC, el juez describe cómo el 8 de octubre, día de autos, una cámara de del entorno de la finca de Las Quemadillas graba a las 11,06 horas un coche parecido al de la hermana de Bretón, hecho que ella mismo negó la pasada semana en el interrogatorio, aparcando en una explanada que hay justo en frente de la entrada de la parcela familiar.

"De ahí sale el conductor --precisa el auto-- con el mismo tipo de ropa que José Bretón". Incluso el juez detalla que lleva "una especie de bolsa" como la que el detenido portó ese día, a lo que añade que "por elementales reglas de la óptica, de buenas a primeras se ve a alguien por el lado de la puerta derecha del turismo, una segunda persona que sale del asiento del copiloto". Este hecho es el que le hace al juez plantearse la "posible participación de un tercero en la ejecución del plan de José". Lo que para el togado es clave es que la razón por la que Bretón va por la mañana del 8 y la tarde anterior del viernes 7 de octubre a la parcela es "uno de los grandes enigmas de la investigación".

El tercero en cuestión sale del coche con José y no se dirige con éste a la parcela, sino que permanecen un rato juntos y desaparece finalmente del campo de visión de la cámara sin volver posteriormente al vehículo. A ello se une que el auto recoge cómo testigos de la zona refirieron en su momento la presencia de personas o signos --ladridos de perros detectando a alguien-- de haber alguien en la parcela en horas nocturnas que "parecen no cuadrar con los hábitos de José Bretón de dormir en la casa de los padres".

"La presencia e intervención de un tercero facilitaría completamente la explicación de cómo es posible que José hubiera conseguido borrar del mapa a sus dos hijos sin dar pistas ni señal alguna de ellos", tal y como razona el togado, quien sí matiza que tras un exhaustivo examen del tráfico de llamadas no ha podido darse con el perfil de alguna persona que pudiera encajar con alguien dispuesto a hacer un favor "tan grande" a Bretón.

Rodríguez Lainz considera que Bretón tuvo tiempo para dar con una persona "tanto de origen nacional como extranjero", según apostilla, ya que "la sociedad en que vivimos da con personas que pudieran ofrecer este perfil". En este punto sentencia el juez: "La verdad de lo acontecido, desgraciadamente, habrá de quedar en la conciencia del encartado".

CONTINUA LA CAUSA

En cualquier caso, el auto de procesamiento no pone fin a la instrucción de la causa, sino que aún tendrá que practicarse la declaración indagatoria del ahora procesado. Y posteriormente, el instructor emitirá el auto de conclusión de sumario tras lo cual la causa será remitida a la Audiencia Provincial de Córdoba.

Desde el día 21 de octubre de 2011, el padre de los dos menores de edad desaparecidos permanece en prisión por orden judicial, después de que tras prestar declaración por segunda vez ante el juez a mediados de febrero, Rodríguez Laín acordó mantenerlo en prisión provisional comunicada y sin fianza por riesgo de fuga, después de que no hayan trascendido pistas sobre el paradero de Ruth y José desde el 8 de octubre.

Mientras, el padre ha vuelto a declarar por tercera vez ante el juez la semana pasada, así como su mujer, Ruth Ortiz, que lo hacía por primera vez y considera que Bretón es "el asesino" de sus hijos; además de familiares paternos, maternos, presos, funcionarios de la cárcel y amigos de la familia, todo ello cuando este martes se cumplen siete meses de la supuesta desaparición de los niños en Córdoba.

  • 1