Local

El juez declara improcedente otro despido de Emvisesa

Es el tercer caso en el que los tribunales tumban los cambios que hizo el PP

el 11 abr 2013 / 22:27 h.

TAGS:

El magistrado del juzgado de lo Social número 2 de Sevilla ha declarado improcedente el despido en septiembre de 2011 del que fuera director del área de proyectos y rehabilitación de Emvisesa, M.V.B.L., por no considerar acreditadas “la razonabilidad ni la proporcionalidad del despido”. La sentencia no estima los argumentos esgrimidos por el trabajador, que pedía que se anulase el despido al considerarlo una represalia por su defensa de cuatro aparejadores también despedidos y vincularlo a causas ideológicas tras el cambio de Gobierno local, pero sí lo considera improcedente por no estar justificados los motivos económicos de la reorganización, basados en el informe de una auditoría que “carece de rigor metodológico y analítico”, toda vez que el puesto del demandante teóricamente amortizado fue inmediatamente cubierto por otra persona. El juez condena a Emvisesa a readmitir a M.V.B.L. o indemnizarlo con 45 días por cada uno de los ocho años trabajados (su salario mensual era de 6.183,14 euros) más los salarios de tramitación de 18 meses desde su despido. La empresa tiene cinco días para recurrir ante el TSJA, al igual que el demandante, que según dijo a este periódico no lo hará. El despido de M.V.B.L. se enmarca en un proceso de reordenación empredido por el PP no solo en Emvisesa sino en otras empresas municipales como Lipasam o Emasesa. En el caso de la empresa municipal de vivienda, la oposición denunció un intento de desmantelarla tras vaciarla de funciones al paralizar el plan de vivienda municipal. En este proceso fueron despedidos 18 directivos, arquitectos y aparejadores, cuatro de ellos miembros de la sección sindical de UGT. Junto al despido de M.V.B.L. ya han sido declarados también improcedentes el de otro director de área, R.C., y el de uno de los cuatro aparejadores sindicalistas. En el caso del despido del secretario general, el demandante y la empresa llegaron a un acuerdo por el que Emvisesa aceptó indemnizarlo por la improcedencia mientras que los otros tres aparejadores de UGT, uno de los despidos fue anulado y readmitido el trabajador;en otro caso la demanda fue desestimada y el último está aún pendiente de juicio. El juez no ve causas económicas ni organizativas en el despido porque no se redujeron altos cargos. Critica que la reestructuración se hizo apelando a un análisis y sin esperar los resultados se propuso la nueva directiva y se aprobó “en apenas un mes y medio” y en “periodo vacacional”.

  • 1