Local

El juez deja libre sin fianza al agresor racista

El juez decretó anoche libertad provisional sin fianza para el autor de la agresión a la joven ecuatoriana en un tren de Barcelona, después de que los dos prestaran declaración durante horas.

el 14 sep 2009 / 19:42 h.

TAGS:

El juez decretó anoche libertad provisional sin fianza para el autor de la agresión a la joven ecuatoriana en un tren de Barcelona, después de que los dos prestaran declaración durante horas. La intensa respuesta social al incidente no ha logrado que el castigo para el joven vaya más allá.

En estas circunstancias, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió diligencias por la labor inicial de la Justicia, ya que la Fiscalía no compareció en un primer momento en el caso.

Tras muchas horas de espera, el juez de instrucción número 2 de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) decretó libertad provisional sin fianza para el autor de la agresión. Sergi Xavier M.M. deberá permanecer un kilómetro alejado de la joven agredida y tendrá prohibido utilizar la línea S-8 -tren en el que se produjo la agresión racista- hasta la finalización del juicio. Además, deberá comparecer en los juzgados los días 1 y 15 de cada mes y dos veces al día en la Policía Local.

Horas antes de conocerse la decisión, el servicio de inspección del Consejo General del Poder Judicial daba a conocer que abría una información previa para esclarecer la actuación del juez en el caso. Si de la investigación se deriva alguna responsabilidad del magistrado -que dejó en libertad al agresor tras una comparecencia a la que no asistió el fiscal-, se podría actuar contra él por la vía disciplinaria.

Mientras tanto, tanto el agresor como la agredida comparecieron ayer ante el juez en Sant Boi de Llobregat (Barcelona). Allí estuvo también el único testigo de los hechos que aparece en el vídeo, que se presentó voluntariamente ante los juzgados. El magistrado le citará para que preste declaración. A la espera de su posible detención, el agresor salió de su casa, ubicada en la Colnia Güell de Santa Coloma, sobre las cuatro de la tarde, y se dirigió hasta un bar cercano a su domicilio. Una vez allí, el joven, acompañado de unos amigos, estuvo bebiendo una cerveza mientras en los alrededores del establecimiento se congregaba un gran número de medios de comunicación. Se mostró muy abierto y dialogante con sus amigos e incluso bromeó cuando aseguró que se había vuelto "famoso". Cuando salió del establecimiento, un grupo de periodistas y medios gráficos intentaron hablar con él. "Si quieres hablar conmigo, habla primero con mi abogado", contestó.

El agresor, Sergi Xavier M.M., sufre un trastorno mental de carácter grave y ha recibido atención psiquiátrica durante casi diez años, según dijo el psiquiatra Alfons Icart, perteneciente al equipo que le atendió. Icart, director general de la Fundación Orienta, entidad que agrupa a los centros de salud mental infantil y juvenil y a los dos hospitales de Día de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), señaló que este trastorno "tiene relación con la infancia tan traumática que ha padecido, al no tener madre, un padre alcohólico y criarse con una abuela con muchas limitaciones humanas".

Los trastornos se empezaron a hacer visibles de pequeño y fue la abuela del niño la que pidió una consulta médica por indicación de los equipos psicopedagógicos de su escuela. Relató que entonces "no hacía los deberes, se movía mucho y llamaba continuamente la atención". Sin embargo, el propio Icart explicó que el joven "ha cometido una falta, es responsable de sus actos y por ello debe haber un castigo".

Por su parte, el cónsul de Ecuador en Barcelona, Fredy Arellano, afirmó que la menor ecuatoriana está afrontando "con mucha valentía" la situación porque "no quiere que esto le vuelva a suceder a nadie, sea de la nacionalidad que sea". En declaraciones a los medios de comunicación, Fredy Arellano mostró su agradecimiento "por el apoyo que ha mostrado la sociedad catalana". El cónsul añadió que la víctima y su familia son "optimistas", aunque sufren problemas psicológicos, por lo que reciben apoyo médico de la Generalitat.

  • 1