Local

El juez dicta el auto para buscar a Marta en el vertedero

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla ha dictado hoy el auto por el que ordena que se comience la búsqueda del cadáver de Marta del Castillo en el vertedero Montemarta, en Alcalá de Guadaíra, a donde se lleva la basura de la capital andaluza.

el 16 sep 2009 / 00:12 h.

TAGS:

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla ha dictado hoy el auto por el que ordena que se comience la búsqueda del cadáver de Marta del Castillo en el vertedero Montemarta, en Alcalá de Guadaíra, a donde se lleva la basura de la capital andaluza.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que la autorización del juez para comenzar la búsqueda de Marta, de 17 años, se ha firmado hoy una vez que el juez ha recibido un informe de la Subdelegación del Gobierno en el que se explicaba el funcionamiento del vertedero.

La decisión judicial se produce después de que el principal imputado por este caso, Miguel C., dijera que había arrojado el cuerpo de la menor en un contenedor situado junto a su domicilio de la calle León XIII, donde presuntamente la habrían matado el 24 de enero tras amenazarle con un objeto punzante durante un intento de violación.

Para la búsqueda del cuerpo, el subdelegado del Gobierno de Sevilla, Faustino Valdés, ha dicho a los periodistas que se va a contratar a una empresa privada porque no disponen de los medios técnicos necesarios para ello, en contra de lo que ocurrió en el río Guadalquivir durante un mes.

Esta mañana, y antes de la orden del juez, Valdés dijo que tenían todo preparado para comenzar la búsqueda de Marta en cuanto se dictara el auto judicial pertinente.

En el vertedero de Alcalá en el que se buscará a Marta se arrojan al día unas 1.300 toneladas de basura, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, ha apuntado que se tendrán que mover entre 40.000 y 45.000 toneladas de basura para intentar encontrar el cuerpo de la menor.

La búsqueda en el vertedero se hará después del cambio de testimonio de Miguel C., quien, junto a los otros tres detenidos por este caso, mantuvieron que el cuerpo lo habían arrojado al río Guadalquivir en una pasarela situada entre Sevilla y Camas.

Desde que el 13 de febrero fue detenido Miguel, la búsqueda en el río se mantuvo por parte de más de doscientos agentes durante un mes a lo largo de los 80 kilómetros que separan Sevilla de la desembocadura del Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

  • 1