martes, 11 diciembre 2018
09:49
, última actualización

El juez envía a prisión a dos miembros del clan de Estepa acusado de la oleada de robos

La Guardia Civil detuvo ayer a tres miembros del clan de ‘Los chorizos’; uno está en libertad con cargos. Seis vecinos prestaron declaración por el asalto a las viviendas que tuvo lugar el pasado sábado

el 07 jul 2014 / 23:58 h.

El juzgado de guardia de Sevilla decretó ayer prisión para dos personas detenidas por la oleada de robos en Estepa que durante el pasado fin de semana provocó el asalto e incendio de varias viviendas del clan de Los Chorizos. La orden tuvo lugar después de que tres integrantes de este clan fuesen detenidos en la tarde del domingo en la A-92, a la altura del sevillano barrio de Los Pajaritos. No obstante, el tercer miembro, una mujer, no tiene relación con los robos y habría sido detenida conduciendo un vehículo Audi A-3 sin contar con puntos en su carné de conducir, hechos por los que la Guardia Civil la dejó en libertad con cargos imputada por un delito contra la seguridad vial. Según informaron fuentes de la Guardia Civil, junto a dicho Audi A-3 viajaba una furgoneta con miembros del clan de Los chorizos en su interior que también fue interceptada cargada de objetos robados, en concreto un frigorífico, un sofá, varios colchones y dos muebles pequeños. El juez, que decretó prisión sin fianza para ambos, les ha imputado presuntos delitos de robo en casa habitada, si bien no se han podido precisar el número de asaltos por los que han sido acusados. Además de estos dos miembros del clan de Los Chorizos, la Guardia Civil imputó a otros seis vecinos de la localidad por el asalto a las viviendas de familias gitanas a las que acusan de haber cometido la oleada de robos en el pueblo. Estos seis vecinos prestaron declaración ante la Guardia Civil y fueron puestos en libertad con cargos por resistencia y desobediencia, alteración al orden público y daños. Esta actuación provocó una nueva concentración a las puertas del cuartel estepeño, donde los vecinos mostraron su rechazo y donde se vivieron de nuevo momentos de tensión. Hay que recordar que en torno a 400 personas participaron el pasado sábado en una concentración para reclamar más seguridad en el municipio, dado que muchos estepeños se sienten «atemorizados» debido a que Los chorizos «llevan años robando sin que nadie haga nada por evitarlo». El hecho de que este clan sea de etnia gitana ha provocado la respuesta de diferentes colectivos, como la Fundación Secretariado Gitano, que criticó que los vecinos se hayan tomado «la justicia por su mano», y añadió que «es inadmisible la identificación de toda una comunidad como es la gitana, o de familias extensas, mal denominadas clanes gitanos, con conductas delictivas». Asimismo, esta Fundación pidió al Servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía Provincial de Sevilla que abra diligencias para esclarecer si los incidentes ocurridos son constitutivos de un delito de odio racial o étnico. De la misma forma, la organización Unión Romaní señaló que «tan inocentes son de ser ladrones los sospechosos como los asaltantes de viviendas y los pirómanos que les metieron fuego mientras no se les identifique fehacientemente y sean condenados». No obstante, los estepeños niegan que lo ocurrido el sábado sea un hecho racista y lo atribuyen a la inacción de las autoridades ante la oleada de robos que aseguran cometen ‘Los chorizos’ en la localidad y que se ha saldado ya con dos detenciones. En este sentido, la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero, anunció ayer que mantendrá este martes una reunión privada con el alcalde de Estepa, Miguel Fernández Baena (PA), para analizar lo sucedido en el municipio sevillano durante este fin de semana, una situación ante la que Panadero pidió «tranquilidad» a los vecinos mientras continúan las investigaciones.

  • 1