Deportes

El juez galo valida el reglamento de la FIA y quita la razón a Ferrari

El juez del Tribunal de Gran Instancia de París validó ayer los cambios reglamentarios introducidos por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en el Mundial de Fórmula 1 del año próximo y quitó la razón a Ferrari, que había pedido su anulación.

el 16 sep 2009 / 03:03 h.

El juez del Tribunal de Gran Instancia de París validó ayer los cambios reglamentarios introducidos por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en el Mundial de Fórmula 1 del año próximo y quitó la razón a Ferrari, que había pedido su anulación.

El magistrado desestimó la demanda interpuesta por la escudería al considerar que no es competente sobre el fondo del asunto, que debe ser tratado por instancias de arbitraje internacional, según fuentes judiciales.

Ferrari había pedido al juez que actuara de urgencia, pero éste indicó que "no hay ningún daño inminente que haya que prevenir ni cambio manifiestamente lícito al que haya que poner fin".

La escudería había solicitado que se anulara el nuevo reglamento de la Fórmula 1 ideado por la FIA al considerar que no había podido ejercer su derecho a veto contra el mismo, tal y como establece el Pacto de la Concordia, por el que se rige la Fórmula 1.

El magistrado señaló ayer que Ferrari tuvo tiempo de ejercer su derecho de veto en el seno de Consejo Mundial del Deporte del Automóvil, algo que la escudería no hizo. El juez se declara asimismo incompetente para establecer si era válido el momento en el que Ferrari quiso imponer su veto, algo que, asegura, deben hacer otras instancias.

Ferrari había decidido acudir a la justicia francesa tras no llegar a un acuerdo con la FIA sobre la reforma del reglamento del Mundial que se aplicará a partir del año próximo.

El principal punto de desacuerdo se refiere a la intención de la FIA de limitar el presupuesto de cada equipo a 45 millones de euros, sin contar los gastos de patrocinio y el sueldo de los pilotos, a partir del año próximo.

La escudería italiana amenazó con no inscribirse en el Mundial del año próximo si la FIA no flexibilizaba el calendario para introducir esa limitación presupuestaria, algo que también hicieron Renault, Toyota, Red Bull y Toro Rosso. Todos estos equipos apoyaban a Ferrari en su demanda ante la justicia francesa.

El presidente de la FIA, Max Mosley, hizo unas escuetas declaraciones después de conocer la resolución favorable para el organismo que preside por parte del Tribunal de Gran Instancia de París: "Ningún competidor puede anteponer sus intereses por encima de los del deporte en el que compite. La FIA, los equipos y los propietarios de los derechos comerciales de la Fórmula 1 (Bernie Ecclestone) pueden ahora seguir trabajando para asegurar la viabilidad de la Fórmula 1 para 2010 y en adelante", comentó Mosley tras la sentencia.

AMENAZA CON NO SALIR

La escudería italiana Ferrari emitió ayer un comunicado en el que manifiesta que está evaluando la posibilidad de seguir las acciones legales emprendidas y que no se inscribirá para el Mundial de 2010 si no se llega a un acuerdo.

"Ferrari confirma su intención de trabajar en el ámbito de la FOTA y en colaboración con la FIA y con los poseedores de los derechos comerciales, para una Fórmula 1 cuyas normas sean iguales para todos y se garantice la estabilidad reglamentaria, prosiguiendo en el metódico y progresivo proceso de disminución de costes iniciado los meses pasados", reza.

Añade el nuevo comunicado que "si no fuese posible encontrar un acuerdo entre las partes implicadas, Ferrari no procederá a la inscripción de sus monoplazas en una competición que vería, con el escenario actualmente en vigor, como se hacen de menos las características que han hecho de la Fórmula 1 la máxima expresión del deporte automovilístico y la razón que ha llevado a la participación ininterrumpida desde 1950 de la casa de Maranello". Por último, señala que "en tal caso, Ferrari continuará compitiendo en carreras consonantes al calibre de la marca y adecuadas al nivel de innovación y progreso tecnológico".

En otro comunicado emitido por la escudería se dice que "los aficionados de Ferrari no podían dar crédito a lo que leían sus ojos en los periódicos al ver los nombres de los equipos que han manifestado su intención de correr el próximo año en Fórmula 1. Al leer el elenco de nombres es difícil encontrar uno digno de nota, uno por el que se pueda pagar 400 euros por cabeza por una entrada en tribuna para un Gran Premio" continúa el comunicado.

Y termina diciendo: "Un campeonato del mundo con estos equipos... ¿no sería más adecuado llamarlo Fórmula GP3?".

  • 1