Local

El juez indaga aún quién abusó de las niñas de Los Pajaritos

Los cambios de versión de las menores llevaron al juzgado a poner en libertad a los padres en enero de 2009, tras ocho meses en prisión.

el 22 feb 2010 / 21:18 h.

TAGS:

En enero de 2009, el Juzgado de Instrucción número 16 dejaba en libertad provisional a los dos padres imputados por abusar de sus hijas menores de edad. El juez lo hacía de oficio tras haberles mantenido ocho meses en prisión y tras haber rechazado varios recursos de las defensas. Los argumentos eran los mismos que hasta entonces habían esgrimido los defensores: la imprecisión sobre la autoría de las supuestas agresiones, entre otros. Además de los padres, en el caso están imputadas otras cuatro personas: las madres de las niñas y dos amigos de las familias, uno de los cuales, según fuentes del caso, tiene "antecedentes graves por delitos de este tipo", pese a lo cual no ha ingresado en prisión preventiva por estos hechos.

El relato de las tres menores, una de un matrimonio y las otras dos de la otra pareja, ha ido variando desde que se descubrieron los hechos en mayo de 2008. Según las fuentes, los abusos se detectaron cuando los profesores de una las niñas se percataron que tenía manchada de sangre la ropa interior. La menor relató entonces que los abusos los habían cometido sus tres hermanos, aunque luego culpó a su tío.

El colegio dio la alerta y el Servicio de Protección de Menores de la Junta retiró a los dos matrimonios sus ocho hijos. Un desamparo que está recurrido y pendiente de resolución por parte de un Juzgado de Familia. Las otras dos menores también relataron diversos episodios de abusos en los que se mezclan los padres y amigos de la familia.
Los informes médicos acreditan las lesiones de una agresión sexual a una de las tres menores, mientras que las otras dos niñas no presentan ninguna señal de abusos. Las edades de las niñas van desde los seis años hasta los doce años.

La Fiscalía de Sevilla confirmó ayer que ya ha solicitado la conversión del procedimiento en sumario y el procesamiento para los implicados por un delito de agresión sexual continuado y otro de abandono familiar, paso previo al juicio. No obstante, la defensa de uno de los matrimonios va a solicitar nuevas diligencias, ya que considera que hay contradicciones en el relato de las niñas, especialmente en el ofrecido el pasado viernes. Esta declaración será la que se utilizará para el juicio, con lo que se evitará que las menores tengan que declarar de nuevo ante un juez.

Una de las familias de las menores mostró ayer su "indignación" con las informaciones aparecidas en los medios de comunicación, ya que aseguran que "las orgías depravadas de las que habla la prensa no existieron", negando también que las madres estén imputadas por consentir los abusos, sino "por omisión, por negligencia en su obligación de cuidarlas". Además, también desmintieron que todos convivieran en un mismo piso.

  • 1