El juez levanta el secreto de sumario por las facturas falsas de UGT-A

El magistrado no ha ordenado una nueva prórroga tras la operación Cirene II, que se saldó con 16 detenidos

el 10 jul 2014 / 13:40 h.

El juez que investiga las presuntas facturas falsas de UGT-A no ha prorrogado el secreto de sumario después de que se cumpliera esta misma semana. Esto supone que, tras la operación Cirene II en la que se detuvo a 16 personas en diferentes provincias, el secreto ha quedado levantado y así se comunicará a las diferentes partes personadas en los próximo días. El secreto fue declarado por la jueza Mercedes Alaya, que luego tuvo que renunciar al caso por orden de la Audiencia, en septiembre del año pasado, hace diez meses. Fuentes judiciales han explicado que el secreto de sumario se cumplió en esta semana, sin que el titular del Juzgado de Instrucción número 16, Juan Jesús Garcia Vélez, haya decidido prorrogarlo. De esta forma, los abogados defensores podrán tener acceso a las diligencias practicadas hasta ahora por la Guardia Civil y el juzgado. La Junta de Andalucía anunció su intención de personarse en la causa como perjudicada una vez que se levantara el secreto, lo que podrá hacer ahora. No obstante, las fuentes han precisado que si el instructor lo cree necesario puede decretarse el secreto en cualquier momento. El pasado 24 de junio, la Guardia Civil llevó a cabo la segunda parte de la operación Cirene en la que se detuvo a 16 personas en Sevilla, Madrid, Jaén y Alicante. Entre lo arrestados está el extesorero de UGT-A Federico Fresneda quien negó ante el juez tener conocimiento alguno de "facturas falsas y partidas infladas", pues a él las facturas le "llegaban ya hechas, con el cargo y el programa" al quese correspondían. El juez del caso le dejó en libertad imputado por los delitos de falsedad y contra la Hacienda Pública en su modalidad de fraude en las subvenciones, aunque como medida cautelar le ha impuesto que tiene que comparecer cada quince días en el juzgado. La misma medida fue fijada a otra sindicalista que formaba parte de la ejecutiva, María Charpín, exsecretaria de Gestión Económica, quien sostuvo que "siempre actuaba conforme a la ley y el reglamento de Andalucía" Por su parte, el exdirectora de Compras, otra de las detenidas, defendió ha defendido su actuación y ha explicado que a ella le llegaban las peticiones de compra y que consultaba el presupuesto para ello. Una vez que tenía la aprobación realizaba el encargo, precisando que en algunas ocasiones podría ocurrir que proveedor remitía una sola factura, pero el pedido se entregaba con varios alabaranes. Fresneda, que fue tesorero durante diez años en la época de Manuel Pastrana. Él fue detenido en Gran Canaria, donde se encotraba de vacaciones. Entre los arresados había una dodecena de empresarios, todos ellos imputados por los delitos de falsedad y contra la Hacienda Pública en su modalidad de fraude en subvenciones. Los investigadores llevaron a cabo estas detenciones tras revisar toda la documentación que requisaron de la sede central de UGT, y otras empresas del sindicato, en diciembre, cuando la operación era pilotada por la jueza Mercedes Alaya,a la que la Audiencia Provincial obligó dejar el caso al no tener relación con el fraude de los ERE. Los agentes han concluido que UGT utilizaba de forma "sistemática año tras año" el desvío de fondos públicos de la Junta de Andalucía, de tal forma que lleegó a convertirse en su "vía más importante de financiación". Incluso aseguran que llegaron a utilizar "varios métodos" que fueron perfeccionando con el "paso del tiempo". De hecho, los empresarios detenidos supuestamente realizaron facturas falsas a UGT para justificar subvenciones públicas.

  • 1