Economía

El juez obliga a eliminar la ‘cláusula suelo’ de la hipoteca a tres entidades

Un juzgado de Sevilla ordena la ejecución provisional de la sentencia ya dictada.

el 14 feb 2011 / 22:33 h.

Las ‘cláusulas suelo’ han impedido a muchos hipotecados beneficiarse de un Euríbor bajo.

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla, el mismo que de forma pionera en España consideró nulas las cláusulas suelo en los préstamos hipotecarios formalizados por tres entidades financieras, ha dado un paso más y ha acordado la ejecución provisional de la sentencia que dictara el 30 de septiembre del año pasado.

A efectos prácticos, el juez Miguel Ángel Navarro conmina a esas entidades financieras -BBVA, Caixa Galicia y Cajamar- a eliminar la cláusula suelo (que obliga al hipotecado a pagar un tipo de interés mínimo independientemente de que el Euríbor se encuentre por debajo de esa tasa) de los contratos de créditos hipotecarios y les insta, además, a "abstenerse de utilizarlas en lo sucesivo" a la hora de contratar este tipo de préstamos.

Pero no queda ahí la cuestión, pues además el magistrado les da a las entidades un plazo de dos meses tras la notificación del auto para suprimir todas las cláusulas suelo de aquellos contratos en los que esté presente, según reza el mismo.

La recepción fue notificada el pasado 11 de febrero a la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios, Ausbanc, que ha sido la encargada de llevar a los tribunales esta denuncia y de solicitar, asimismo, la ejecución provisional de la sentencia.

El nuevo auto supone, a juicio de la asociación, que la citada cláusula, que impedía que el descenso del Euríbor se reflejase en un menor pago de las cuotas mensuales de la hipoteca de "millones de españoles", se encuentre en "vías de extinción". Además, Ausbanc enfatiza que con el pronunciamiento del juez, los clientes afectados por la aplicación de esta cláusula se verán beneficiados por una reducción, en los próximos meses, de la cuantía mensual del préstamo.

No obstante, hay que tener en cuenta que la sentencia se halla recurrida ante la Audiencia Provincial, y que la ejecución de la misma que autoriza el juez tendrá un carácter provisional hasta que el fallo sea definitivamente firme y entonces estas cláusulas puedan ser declaradas nulas.

Mientras tanto, el auto establece que la resolución es firme y contra ella no cabe recurso alguno.

Ausbanc resaltó que, "en un tiempo récord inferior a un año, los servicios jurídicos de la asociación han demandado a numerosas entidades" que incluían esta cláusula suelo en sus contratos, y que los mismos han obtenido "una sentencia favorable en Primera Instancia", en la que se declara la nulidad de esa cláusula y que han asegurado que el beneficio llegue a los afectados de esa sentencia "mediante la ejecución provisional de la misma, para que no se vean perjudicados por el transcurso del tiempo, mientras se decide sobre el recurso", abundó.

La cronología de esta sentencia sin precedentes se remonta al 6 de abril de 2010, cuando Ausbanc interpuso una demanda ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla en la que pedía la nulidad de la citada cláusula en los contratos de BBVA, Caixa Galicia y Cajamar.

El 30 de septiembre, el juzgado dictaba una sentencia "histórica" condenando a las tres entidades a eliminar la cláusula suelo de sus contratos y a no incluirla en los nuevos. Y, con fecha 27 de enero de este año, el mismo juzgado, a instancias de Ausbanc, dictó un auto en el que ordena la ejecución provisional de la sentencia.

EN CADENA. La denuncia ha abierto la puerta y animado a otras. El Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid ha aceptado a trámite la mayor demanda colectiva presentada en España contra 45 entidades financieras por la aplicación de estas cláusulas, según el auto dictado el pasado 4 de febrero.

Se acepta así la demanda presentada por la asociación de consumidores Adicae en nombre de 400 clientes, si bien el juzgado abre un plazo de dos meses para que todos los perjudicados por este tipo de productos se puedan adherir al proceso para "hacer valer sus derechos".

Según un informe elaborado por el Banco de España a petición del Senado, en España existen 3,8 millones de personas con este tipo de cláusulas en sus contratos hipotecarios.

  • 1