Local

El juez pregunta por 3 móviles de Interior claves en el ‘Faisán’

Desde esos números se llamó a los imputados en el caso del supuesto ‘chivatazo’ a ETA.

el 01 feb 2011 / 17:53 h.

TAGS:

Un fotógrafo toma imágenes de la entrada del bar Faisán, precintado tras la operación de 2006.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ve indicios de colaboración con ETA y prosigue con las diligencias en el llamado caso Faisán.

Así, el magistrado ordenó ayer que se identifique a los usuarios de tres teléfonos pertenecientes a la Subsecretaría del Ministerio del Interior que desde la noche anterior al supuesto aviso (que se habría producido el 4 de mayo de 2006) hasta septiembre de ese año intercambiaron llamadas con el ex director general de la Policía Víctor García Hidalgo y el jefe superior de la Policía en el País Vasco, imputados en la causa que investiga el chivatazo a la banda terrorista.

El magistrado, que considera "preciso aclarar la real significancia de estas llamadas", responde así a la petición realizada por la acusación popular Dignidad y Justicia (DyJ), que además reclama la "citación [de los usuarios] para que presten declaración en calidad de testigos".

En un auto hecho público ayer, Ruz pide al equipo conjunto de investigación francoespañol contra el aparato de extorsión de ETA, dirigido por Carlos G., un "informe ampliatorio" sobre el tráfico de llamadas que se produjo en torno al bar Faisán de Irún (Guipúzcoa) y reclama a sus miembros que las pongan en relación con su anterior informe, en el que no aparecían por carecer de "relevancia para la determinación de la autoría de los hechos".

Según defendía DyJ, el tráfico de llamadas pone de relieve que García Hidalgo estuvo en contacto con un número fijo y otro móvil de la Subsecretaría del Ministerio del Interior, mientras que el jefe superior de Policía del País Vasco contactó con otro teléfono celular de este departamento. Todos ellos, según la asociación, eran números "de seguridad".

Ruz también ha ordenado la citación judicial en calidad de testigos de Fernando Amo, antiguo comisario provincial de San Sebastián, y de Carlos G., quien en el momento de los hechos era comisario jefe de la Unidad Central de Inteligencia, y que "fue reticente en diversos momentos a la realización" de las detenciones contra el aparato de extorsión "argumentando que era una operación que conllevaba riesgos políticos, por la tregua, así como la presunta implicación de Gorka Aguirre, miembro del PNV".

La historia de la causa. En aquella época el bar Faisán estaba siendo vigilado por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón -ahora suspendido por la investigación del franquismo- por ser el lugar donde tenía su base una red de extorsión de la banda terrorista. La investigación concluyó con el procesamiento de 24 personas acusadas de enviar cartas a empresarios vascos entre marzo de 2005 y febrero de 2006 para exigirles el denominado impuesto revolucionario. El 4 de mayo de 2006, el dueño del local, Joseba Elosua, del que se sospechaba que también formaba parte de la red de extorsión, recibió presuntamente un aviso policial, alertándolo de una redada que se iba a realizar ese mismo día.

En la causa están imputados por los delitos de revelación de secretos por parte de autoridad o funcionario público (penado con hasta tres años de cárcel) y colaboración con organización terrorista (castigada con un máximo de diez) Víctor García Hidalgo, el jefe superior de Policía del País Vasco y un inspector de la Brigada de Información de Álava.
Tras conocerse la nueva diligencia del juez, el diputado del PP en el Congreso Ignacio Gil Lázaro sostuvo que la investigación "cerca cada vez más" al vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y pone de relieve que el origen del soplo partió de una "esfera de decisión superior" a la del ex director de la Policía Víctor García Hidalgo. Para Gil Lázaro, que es el encargado de interrogar sobre este asunto a Rubalcaba en el Congreso, la decisión de Ruz es "muy importante" para la averiguación de "la verdad" de este caso.


  • 1