Local

El juez prorroga dos años más la prisión de Francisco Correa

el 04 feb 2011 / 10:23 h.

TAGS:

Francisco Correa, presunto jefe del ‘Gürtel’, a su salida del tribunal madrileño.

El magistrado que instruye la rama madrileña del caso Gürtel, Antonio Pedreira, ha decidido prorrogar dos años la prisión provisional del líder de la trama, Francisco Correa, que lleva encarcelado desde 2009 en Soto del Real.

Hace un par de semanas se celebró una vista en el alto tribunal en la que las fiscales adscritas al caso se opusieron a la puesta en libertad provisional del empresario Francisco Correa y del ex secretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo al alegar "claro riesgo de fuga" en la comparecencia celebrada para la prórroga de la prisión preventiva al vencer los dos años máximos previstos en la Ley.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado ha hecho suyos los argumentos de las fiscales y también ha considerado que en este momento puede mantenerse "que existe y no ha mermado de modo alguno ese riesgo de fuga". Para razonar este punto, Pedreira recurre a las intervenciones telefónicas que ponían de manifiesto las "prolongadas estancias y la escasa presencia en España por parte del imputado".

Además, se agarra a la existencia de inversiones fuera de España de Correa y a la realización de actuaciones dirigidas a tener una residencia fuera, entre otras cosas.

Pedreira manifiesta en el auto que todos los indicios con los que cuenta confirman que Correa podría haber cometido delitos contra la Hacienda Pública, falsedad, blanqueo de capital y diversos delitos contra la Administración Pública, entre los que destaca el tráfico de influencia y el cohecho.

"Concurren igualmente motivos bastantes para creer responsable criminalmente del delito al imputado y esto no solamente por la fuente de datos, sino por una pluralidad de fuentes de elementos eventualmente incriminatorios: los registros practicados, las intervenciones telefónicas, las declaraciones personas prestadas en sede judicial, la información bancaria, registral, notarial...", apunta.

ALTO RIESGO DE FUGA

Gran parte del auto del magistrado se centra en los argumentos que ofrece para explicar por qué ha decidido prorrogar la prisión provisional ante el riesgo de fuga del supuesto cerebro de la trama a la espera de que se celebre el juicio.

Así, recuerda un comentario del número dos de la trama, Pablo Crespo, en el que decía que Correa tenía pensado marcharse "unos días después" de asistir a un acontecimiento próximo. "La Policía judicial consideraba que el riesgo de fuga era alto, proponiendo la adopción de las medidas propuestas a la mayor brevedad posible para evitar la salida de esta persona del territorio nacional", recuerda.

Por cuestiones como ésta, manifiesta que, dado que los delitos son "graves", la medida cautelar de prórroga de prisión "ni es gratuita ni arbitraria", estando fundada en la normativa procesal aplicable.

A lo largo del auto, Pedreira muestra su deseo de que la instrucción termine pronto "para la definitiva depuración de responsabilidades en el juicio oral definitorio" y señala que la investigación ha avanzado "extraordinariamente", pero advierte de que no sabe cuándo se celebrará la vista oral "por el posible cambio de Instructor y de sala si se produce el cese de los imputados aforados" como Alberto López Viejo o Alfonso Bosch.

TIRÓN DE OREJAS A LA DEFENSA DE CORREA

Pedreira también deja claras algunas cuestiones a la defensa de Correa, de quien dice que, en su petición de libertad de su defendido, "llega a la exageración máxima" de que todo el proceso que se ha llevado a cabo hasta ahora es nulo.

"La representación de Correa con base en una nulidad parcial pretende que se declare la nulidad de todo el proceso (...) Se arranca de una calificación retórica de la barbarie constitucional, de la libertad de expresión y de la pérdida de confianza, que le impide todavía hoy reunirse con su cliente para planificar su defensa y llegar a la exageración máxima de que todo es nulo", indica.

Ante esta pretensión, el magistrado destaca que "nadie interfiere la libertad de expresión ni la supuesta pérdida de confianza ni la utilización de la recusación cuando no se le contesta como él desea", al tiempo que advierte de que "tener derecho a la libertad de defensa", como la tiene Correa, "no significa que pueda imponer su criterio a los demás".

"En conclusión, la pretensión (de nulidad de proceso) de la defensa de Correa debe ser desestimada desde el terreno de la objetividad y no del dramatismo, ni de la retórica trasnochada, ni de la descalificación", zanja el juez.

Por último, Pedreira subraya que Correa es considerado como "el principal supuesto responsable de la red de corrupción" por lo que no merece un trato igual al de otros supuesto responsables imputados en la causa. "No hay discriminación al respecto, por lo que la diferenciación (con otros encausados) resulta objetiva, fundada y razonable", apoya.

  • 1