Local

El juez rechaza la demanda por despido del hermano de Miguel Carcaño

Un juzgado de lo Social de Sevilla ha desestimado la demanda por despido improcedente presentada por Francisco Javier D.M., hermano mayor del asesino confeso de Marta del Castillo, que fue despedido de su empresa de seguridad cuando ingresó en prisión como presunto cómplice del crimen.
>El caso Marta cumplirá un año sin juicio si se celebra con jurado popular

el 16 sep 2009 / 06:11 h.

TAGS:

Un juzgado de lo Social de Sevilla ha desestimado la demanda por despido improcedente presentada por Francisco Javier D.M., hermano mayor del asesino confeso de Marta del Castillo, que fue despedido de su empresa de seguridad cuando ingresó en prisión como presunto cómplice del crimen.

Fuentes del caso han informado a Efe de que el juzgado de lo Social ha desestimado la demanda porque la empresa de seguridad despidió a Francisco Javier sin haber sido informada de que había ingresado en prisión, que fue la causa de nulidad que alegó el abogado del trabajador.

Francisco Javier, de 40 años, ingresó en prisión el 19 de febrero pasado y quedó en libertad provisional tres meses después, el 20 de mayo, porque el juez que investiga la muerte de Marta cree que desempeñó "un rol de menor entidad" con respecto a los otros tres encarcelados.

A los cuatro días de su encarcelamiento fue despedido por la empresa para la que trabajaba como vigilante de seguridad, por lo que su abogado alegó que se trató de un despido improcedente y sin ninguna razón legal que lo justificase, pues la prisión provisional no es causa legal para rescindir un contrato.

El juicio se celebró el pasado 8 de julio y ahora el juez ha desestimado la demanda por entender que la empresa no había tenido ninguna notificación oficial del encarcelamiento del interesado.

Se da la circunstancia de que el juez que investiga la desaparición y muerte de Marta ha embargado a este imputado su parte de un piso en gananciales y la posible indemnización por despido, como medio para hacer frente a la fianza conjunta de 240.000 euros impuesta a los cuatro imputados que son mayores de edad.

Francisco Javier estuvo tres meses en la prisión de Sevilla-II porque, según el primer auto de prisión, se quedó en el piso de la calle León XIII de Sevilla "limpiando restos y huellas" del asesinato presuntamente cometido por su hermano, Miguel C.D., de 19 años, mientras su amigo Samuel B.P. y un menor de edad se deshicieron del cuerpo de la víctima.

  • 1