Local

El juez rechaza volver a internar al 'Cuco' por haber cumplido ya el tiempo máximo en un centro

Deniega también ampliar de 50 a 300 kilómetros la prohibición que tiene el menor de aproximarse a la familia de Marta.

el 13 ene 2011 / 12:13 h.

TAGS:

El menor, conocido como el Cuco, será el primero en sentarse en el banquillo.

El Juzgado de Menores número 3 de Sevilla ha rechazado la petición realizada por los padres de Marta del Castillo para que el menor conocido como el Cuco, acusado de violar y asesinar a la joven, volviera a ser internado en un centro en régimen cerrado, mientras que también se ha pronunciado en contra de que se amplíe la prohibición de aproximarse a la familia de la joven de 50 a 300 kilómetros.

En este sentido, fuentes judiciales han informado a Europa Press de que el juez de Menores número 3 ha rechazado, al igual que ya hizo la Fiscalía, las dos medidas cautelares solicitadas por la familia de Marta del Castillo después de que el Cuco fuese sorprendido en noviembre del pasado año 2010 junto a su madre y a una tercera persona incumpliendo la orden de alejamiento que le impide acercarse a la familia de la joven a menos de 50 kilómetros.

Al hilo de ello, las mismas fuentes han explicado que el Juzgado ha tomado su decisión basándose para ello en la tesis defendida por el Ministerio Público, quien se opuso a la petición de que el menor acusado sustituyera la convivencia con grupo educativo por el internamiento en un centro cerrado, ya que "esta modificación no es posible, pues por la presente causa ha cumplido el máximo de tiempo que permite la Ley que dure el internamiento cautelar, esto es, nueve meses".

Asimismo, y en lo que se refiere a la petición de que la prohibición de aproximarse a la familia de la víctima se ampliara de 50 a 300 kilómetros, la Fiscalía de Menores ya recordó que "en principio interesó que el alejamiento fuera de 300 kilómetros, siendo el juez de Menores el que resolvió en el sentido de limitarla a 50 kilómetros", añadiendo que "tampoco en este momento nos parece oportuna tal modificación".

COMPORTAMIENTO "ADECUADO" DEL MENOR

De este modo, explicó entonces que el menor, "salvo por los hechos por los que se le ha abierto un nuevo expediente como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena, está teniendo un comportamiento adecuado en el piso de convivencia", y refirió que "estando señalado el comienzo del juicio para el 24 de enero, mandar al menor a un centro situado a más de 300 kilómetros de Sevilla no haría sino dificultar el desarrollo de las sesiones del juicio".

Agregó que ello "obligaría a que, durante todo el tiempo de duración de la vista, el menor tuviera que residir en la propia ciudad de Sevilla, al ser imposible que el mismo fuera trasladado desde semejante distancia para acudir diariamente a las sesiones" del juicio, cuya celebración está prevista a partir del próximo día 24 de enero en el salón de plenos de la Audiencia Provincial de Sevilla.

Los padres de Marta, en un escrito consultado por Europa Press, entendían que "parece evidente que se ha producido un quebranto de la medida cautelar acordada mediante auto de 28 de noviembre de 2009", consistente "en la convivencia con grupo educativo y la prohibición de aproximarse a menos de 50 kilómetros de la familia nuclear de la víctima".

Por este motivo, solicitaron al juez que modificara dicha medida y la sustituyera por la internamiento en un centro de régimen cerrado, así como la ampliación de la prohibición de aproximarse a la familia de Marta de 50 a 300 kilómetros, "evitando así en el futuro que puedan producirse quebrantamientos como el acaecido".

DEDUCIR TESTIMONIO CONTRA LOS PADRES

De igual modo, los padres pidieron que se deduciera testimonio contra los padres del Cuco al entender que también habían incurrido en un delito de quebrantamiento de medida cautelar "como cooperadores necesarios en el desplazamiento en coche que se llevó a cabo y que supuso situarse a menos de 50 kilómetros de la familia" de la víctima.

Conviene recordar que la Fiscalía ya ordenó deducir testimonio contra la madre del menor de 16 años de edad, que conducía el turismo, y contra una tercera persona que también viajaba en el vehículo, que fue interceptado en la AP-4 que une las provincias de Sevilla y Cádiz, a 26 kilómetros de la provincia hispalense, cuando sobre el menor de edad pesa una orden de alejamiento que le impide acercarse a menos de 50 kilómetros de la familia de Marta o de su lugar de residencia.

  • 1