Local

El juez Serrano no pedirá el indulto y recurrirá la condena "por un delito del que no se le acusa"

el 20 oct 2011 / 11:15 h.

TAGS:

El juez de Familia Francisco Serrano, inhabilitado por dos años por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por alterar un día la custodia de un niño para que saliera con su padre en una procesión, anunció junto a su abogado, Miguel García, que basará su recurso de casación ante el Supremo en que ha sido condenado por un delito del que no fue acusado.

El TSJA le impuso la pena mínima por prevaricación dolosa pero recomendaba que fuera indultado por el Gobierno, si bien Serrano dejó claro que no pedirá esta gracia porque "sigo defendiendo mi inocencia y como juez creo en la justicia".

Su letrado explicó que la acusación particular, y el fiscal aunque luego se retractó, le imputaban un delito de prevaricación dolosa "que es cuando un juez dicta una decisión injusta a sabiendas de lo que está haciendo" y de esa acusación es "de la que nos hemos defendido". El TSJA rechazó que existiera tal delito pero le condenó por "prevaricación culposa, que es que lo que se hace por negligencia grave o ignorancia inexcusable". Serrano rechaza también estos cargos pero argumenta además que durante el juicio no pudo defenderse de ellos porque no era de lo que se le acusaba. En eso, y en los argumentos del voto particular emitido por uno de los magistrados del tribunal que le juzgó, basarán su recurso.

Serrano dijo sentirse apoyado por "la mayoría de la carrera judicial". "Mis compañeros me dicen que si dejamos a este nivel del listón lo que es prevaricación, apañados vamos", subrayó. Para el magistrado, un juez tiene libertad procesal para dictar sentencia y existe prevaricación cuando es injusta ajustándose al derecho pero no por una cuestión de matices. Serrano arremetió contra "el feminismo radical que dice que se me está acusando por una decisión ideológica y que pedía que me inhabilitaran porque lo fácil es matar al mensajero cuando no se puede matar al mensaje" y habló de "conspiración" contra su figura "por odio, resentimiento y venganza porque he defendido mi independencia ideológica de que no me caso ni con hombres ni con mujeres y siempre voy a defender el interés de los niños".

No obstante, tanto el magistrado como su abogado quisieron dejar claro que no consideran que la sentencia esté influenciada por esa presión ya que en el mismo fallo el TSJA señala que "no se trata de valorar la ideología del juez" y arremete contra el tratamiento que algunos medios han dado al caso.

  • 1