Local

El juez Tirado dice ahora que 'ningún dato' urgía a encarcelar a Del Valle

El juez Tirado no tenía "ningún dato" que apuntase a la "especial peligrosidad" de Santiago del Valle y que urgiera su detención. Ése ha sido su argumento para rechazar ante el CGPJ la sanción de 1.500 euros que le ha sido impuesta por no encarcelar al presunto asesino de Mari Luz.

el 15 sep 2009 / 17:28 h.

TAGS:

El juez Tirado no tenía "ningún dato" que apuntase a la "especial peligrosidad" de Santiago del Valle y que urgiera su detención. Ése ha sido su argumento para rechazar ante el CGPJ la sanción de 1.500 euros que le ha sido impuesta por no encarcelar al presunto asesino de Mari Luz. El magistrado niega retrasos o dilaciones en su juzgado.

El recurso del magistrado tiene dos grandes argumentos. Uno, que nada apuntaba a que Del Valle fuese un verdadero peligro público y, por ello, tuviese que entrar entre rejas de forma inmediata. Y dos, que en su juzgado no hay dilaciones y que, si las hubiese, habrá que buscar la responsabilidad en el Estado por no dotar a los jueces de los medios que deberían tener.

El juez de lo Penal 1 de la Audiencia de Sevilla se ha defendido de la sanción impuesta por el Consejo General del Poder Judicial con un escrito en el que descarta cualquier responsabilidad en los acontecimientos que se derivaron de la libertad de Del Valle, a quien Tirado había condenado por abusar de su hija pero cuya ejecutoria de esa sentencia estuvo paralizada dos años y dos meses. Por no vigilar esa ejecución, el CGJP le pide a Tirado 1.500 euros, al considerar su falta "grave". El juez no lo ve justo y pide que se archive su expediente ya que no había "ningún dato" que hiciera pensar en la "especial peligrosidad" del ahora detenido.

"Ningún dato, anterior ni posterior, conocido por el juez, hacía pensar en la especial importancia o urgencia del ingreso en prisión del condenado por su especial peligrosidad", señala el recurso de alzada de Tirado. En él afirma, además, que el control de los casos se realiza "según prioridades". De ahí se entiende que, si no estimó que Del Valle fuese peligroso, no vio la prioridad de perseguirlo y localizarlo. El juez rechaza que el caso haya acumulado "retraso en el control" y de ahí que no entienda que sea merecedor de "reproche disciplinario alguno".

Tirado se justifica afirmando que la carga de trabajo de su juzgado era "muy elevada y de difícil asunción", y para apoyar sus palabras muestra datos de ejecutorias en trámite y reaperturas. A su juicio, esta situación se repite "en el resto de juzgados de lo Penal de la provincia", por lo que "no es nueva" y añade que "se ha reiterado" esa queja ante la Junta de Jueces.

Pese a que reconoce esas carencias, el juez Tirado insiste en defender su labor y la de su equipo, afirmando que su juzgado "no evidencia retrasos ni dilaciones relevantes en la incoación y tramitación de las causas" y que "el retraso materialmente existente no se refiere a la pluralidad de las causas [esto es, no es generalizado], ni es frecuente ni repetido". Vas más allá y sostiene ante el CGPJ que ese retraso "no lo es en la dedicación del magistrado a su función ni denota, por tanto, una actuación general o global".

Al descartar cualquier culpa a ese respecto, aprovecha y recuerda que, hay "confusión" sobre las responsabilidades y dice que en todo caso, habrá que revisar la que tiene el Estado, que no tiene siquiera un registro informático adecuado que hubiese permitido interconectar los dos juzgados sevillanos que llevaban causas de Del Valle entre ellos y con el juzgado de Gijón que seguía contra causa penal contra el presunto asesino de Mari Luz.

  • 1