Local

El juez Tirado logra el traslado a un juzgado sin jurisdicción penal

El juez Rafael Tirado dejará en breve de enfrentarse a delincuentes, pues cambia la jurisdicción Penal por la Contencioso-Administrativa. Tras el escándalo del caso Mari Luz, por el que tiene abierto un proceso por no encarcelar al presunto asesino de la niña, pidió el traslado que ahora le ha sido concedido. El Penal 1 busca magistrado.

el 16 sep 2009 / 03:12 h.

TAGS:

I. Comsaña / R. Velis

El juez Rafael Tirado dejará en breve de enfrentarse a delincuentes, pues cambia la jurisdicción Penal por la Contencioso-Administrativa. Tras el escándalo del caso Mari Luz, por el que tiene abierto un proceso por no encarcelar al presunto asesino de la niña, pidió el traslado que ahora le ha sido concedido. El Penal 1 busca magistrado.

Ha sido un juez reconocido por su labor contra los malos tratos, sin embargo, para la mayoría de los ciudadanos se dio a conocer como el juez que no encarceló a Santiago del Valle, el presunto asesino de la niña Mari Luz en Huelva. Ahora, tras el escándalo que le puso en el punto de mira, el juez Rafael Tirado dejará el juzgado de lo Penal 1 de Sevilla y se incorporará al Contencioso-Administrativo 3, también en Sevilla, después de que el Consejo General del Poder Judicial le haya concedido el traslado a este tribunal, que estaba vacante.

La decisión fue aprobada por la Comisión Permanente del Consejo del Poder Judicial (CGPJ) el pasado 28 de abril y para que sea efectiva sólo está pendiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El magistrado tendrá entonces ocho días para incorporarse a su nuevo destino, que se quedó vacante el pasado abril, cuando su anterior titular, José Guillermo del Pino Romero, fue nombrado magistrado de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Tirado tendrá que hacer un curso de 15 días antes de su traslado, que se produce justo un año después de que saltara a la luz pública que nunca llegó a ejecutar la sentencia que condenaba a Del Valle a dos años y nueve meses de prisión por abusar de su hija. El retraso en la ejecutoria hizo que el juez fuera sancionado con 1.500 euros por una falta grave motivada por un retraso injustificado. El magistrado recurrió al Tribunal Supremo, que ya ha admitido a trámite su recurso, al igual que la Fiscalía, aunque en este caso porque quieren que la sanción se eleve a falta muy grave.

El caso Mari Luz no sólo tuvo repercusiones para Tirado y su secretaria judicial, Juana Gálvez -quien fue sancionada por el Ministerio de Justicia a dos años de suspensión de empleo y sueldo-, sino que revolucionó el mundo judicial. Los jueces levantaron la voz, hasta entonces casi silenciada, reclamando más medios para la Justicia y ofreciendo datos en los que se evidenciaba la sobrecarga de trabajo que soportan los juzgados, en especial de lo Penal, que además vieron incrementada su tarea con los nuevos delitos de tráfico. El ejemplo: desde 2007 a finales de 2008 las sentencias sin ejecutar se elevaron en tres mil, con lo que ya hay 10.000 ejecutorias pendientes.

El asunto llegó hasta tal punto que el pasado 18 de febrero España vivió su primera huelga de jueces y los secretarios judiciales también secundaron paros en apoyo a su compañera sancionada. De hecho, el jueves 28 de mayo, los magistrados de toda la provincia volverán a celebrar una junta provincial con las miras puestas a nueva posible huelga el 26 de junio.

El Gobierno tampoco quedó ajeno a la situación y, lejos de asumir su posible responsabilidad como administración encargada de dotar de medios a los juzgados, exigió un castigo mayor e incluso solicitó reformas en el régimen disciplinario de los jueces.

Tirado dejará atrás un juzgado sobrecargado, pero irá a otro igualmente colapsado. Al menos, cambiará de aires y de edificio, ya que deja El Prado por Viapol.

  • 1