Local

El juez vuelve a dar permiso para tirar la vivienda ilegal de la Ruana

La vivienda ilegal de la Ruana cuya demolición fue paralizada por el juez el pasado día 1 tiene ya orden de derribo. El propietario de la misma recibió ayer la notificación del juez que autoriza al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra a entrar para destruirla.

el 16 sep 2009 / 01:19 h.

TAGS:

La vivienda ilegal de la Ruana cuya demolición fue paralizada por el juez el pasado día 1 tiene ya orden de derribo. El propietario de la misma recibió ayer la notificación del juez que autoriza al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra a entrar para destruirla.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Sevilla notificó ayer al dueño que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra tenía permiso durante tres días para ello. Se trata de una vivienda ilegal que iba a ser derribada a principios de mes y cuya demolición fue paralizada in extremis por el juez, mientras estudiaba el caso, ya que el dueño alegó que se encontraba en el término municipal de Dos Hermanas y no en Alcalá de Guadaíra.

Su propietario, Manuel Jesús Durán, se lamentó ayer de que ni él ni su familia tienen ahora dónde, si bien insistió en que mantienen "la esperanza de que no la tiren". Y agregó:"El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra quiere hacer justicia conmigo porque en la misma situación estamos muchos propietarios, pero desgraciadamente me toca a mí".

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra se encuentra en plena ofensiva contra las viviendas ilegales de este entorno, ya que son más de 200 las construidas en suelo rústico. De hecho, a principios de mes el equipo de gobierno (PSOE) ya reconoció que acataría la decisión del juez, por lo que paralizó el derribo, pero puntualizó que seguirá con su política de cumplimiento de la Ley de Disciplina Urbanística en las urbanizaciones ilegales ubicadas en todo su término municipal. Para demostrarlo, derribó poco después una vivienda ilegal en La Calerilla, donde hubo también cierta movilización por parte de los afectados y sus vecinos que estaban en contra.

El derribo de hoy corresponde a un proceso cuyo expediente se abrió en marzo de 2007, por parte del área municipal de Servicios Territoriales, por la ejecución de unas obras sin licencia. Según consta en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, la orden de demolición de la vivienda ilegal se remonta a 2007, y así se le hizo constar a los propietarios que finalmente decidieron no proceder a derribarla por sus medios, por lo que se solicitó la intervención de los juzgados.

En La Ruana, y en otras urbanizaciones ilegales, proliferan tanto estas construcciones, muchas veces como segunda residencia, como de otro tipo, tales como naves o piscinas. Todo será estrechamente vigilado.

  • 1