El juez vuelve a rechazar dejar en libertad a la madre de los bebés de Pilas

El juez ha dictado un auto en el que rechaza, por segunda vez, dejar en libertad a la acusada

el 01 jun 2014 / 12:08 h.

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) ha rechazado la petición de libertad planteada por el abogado de Sara L.H., la madre de los dos bebés hallados congelados en noviembre de 2012 en una vivienda del municipio sevillano de Pilas, hechos por los que se encuentra interna en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra. Registro de la casa en la que fueron hallados los bebés. / Daniel Garrido (Atese) Registro de la casa en la que fueron hallados los bebés. / Daniel Garrido (Atese) De este modo, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el juez ha dictado un auto en el que rechaza, por segunda vez, dejar en libertad a la acusada, para quien tanto la Fiscalía como la acusación particular que ejerce su marido solicitan 40 años de cárcel por dos delitos de asesinato con alevosía. El abogado de la imputada pidió su puesta en libertad alegando, entre otros aspectos, que ya no existe riesgo de fuga, pero el juez ha denegado dicha petición en un auto en el que alude a la cercanía de la celebración del juicio con jurado popular, que finalmente se iniciará el próximo 5 de septiembre en la Audiencia Provincial de Sevilla. En el juicio, la defensa pedirá su absolución, ya que argumenta respecto a uno de los dos bebés congelados que la acusada no recuerda haber estado embarazada del mismo, para lo cual alega un trastorno disociativo que le impide recordar dicho embarazo. En relación al segundo de los bebés, defiende que nació ya muerto. Durante la instrucción, el abogado de la imputada aportó un informe en el que un perito especialista en Medicina Legal concluye que los bebés no presentaban signos de violencia y que no se pueden establecer "el mecanismo, la causa o la fecha" de su muerte. Los médicos forenses que practicaron la autopsia a los dos bebés ya ratificaron que ambos nacieron vivos y fallecieron por "asfixia mecánica". Así, concretaron que el primero de los bebés, localizado en un congelador el pasado 9 de noviembre de 2012, murió por asfixia, probablemente por inmersión en agua, es decir, ahogado. Y es que, en su declaración, la imputada reconoció que dio a luz en la bañera del domicilio en el que convivía junto a su marido y sus dos hijos menores de edad.

  • 1