Local

El juicio por el accidente del Yak-42 acaba el próximo martes

La Audiencia Nacional pondrá fin el próximo martes, casi un mes después de su inicio, al juicio contra los tres mandos militares acusados de identificar erróneamente 30 de los 62 muertos en el accidente del avión Yak-42 y para los que el fiscal ha pedido entre 5 y 4 años y medio de cárcel.

el 16 sep 2009 / 01:32 h.

TAGS:

La Audiencia Nacional pondrá fin el próximo martes, casi un mes después de su inicio, al juicio contra los tres mandos militares acusados de identificar erróneamente 30 de los 62 muertos en el accidente del avión Yak-42 y para los que el fiscal ha pedido entre 5 y 4 años y medio de cárcel.

El teniente fiscal Fernando Burgos expondrá mañana ante el tribunal que juzga el caso su informe final, después de que haya decidido mantener su petición de pena para los tres acusados: 5 años de cárcel para el general de Sanidad Vicente Navarro y 4 años y medio para el comandante médico José Ramírez y el capitán médico Miguel Sáez por un delito continuado de falsedad documental.

El representante del Ministerio Público defenderá que durante el juicio se han probado las acusaciones contra los tres mandos por su actuación en la identificación de los militares que fallecieron en el accidente del avión ocurrido en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003.

En concreto, acusa a Navarro de elaborar la lista con los militares muertos y "rellenar" de forma arbitraria y "caprichosa" los treinta espacios en blanco que había en esa relación de nombres y que correspondían a los de los militares que las autoridades turcas no pudieron identificar.

Durante la vista oral, el principal acusado admitió que hubo errores en la entrega de los cuerpos, no en la identificación, y atribuyó a las autoridades y forenses turcos problemas con la gestión de los cadáveres.

Su testimonio fue contradicho en una de las últimas sesiones del juicio por los forenses turcos que participaron en la identificación y que afirmaron que los militares españoles, con el general Vicente Navarro al mando, insistieron en repatriar a España los 30 cadáveres sin identificar, porque, según dijeron, tenían que llegar al funeral que se iba a oficiar en España.

Además del informe del fiscal, el tribunal que preside Javier Gómez Bermúdez escuchará los informes de las acusaciones que ejercen los familiares de las víctimas del Yak, que reclaman 6 años de cárcel para los tres acusados, y las de sus abogados defensores.

Junto a la pena de cárcel, el fiscal solicita una multa y una pena de inhabilitación especial para cada uno de los tres acusados: de 30.000 euros y 5 años para Navarro y de 24.000 euros y 4 años y medio para Ramírez y Sáez.

Tras la exposición de los informes finales, el tribunal dará a los tres acusados la oportunidad de último turno de palabra antes de dejar visto para sentencia el juicio, en el que los familiares de las víctimas no han conseguido que testificara el entonces ministro de Defensa Federico Trillo.

  • 1