domingo, 16 diciembre 2018
08:40
, última actualización
Cofradías

El kit completo de las dos procesiones y misa le costará a los macarenos 35 euros

La Macarena impone un donativo de 5 euros por silla para los hermanos que quieran asistir al pontifical de la Plaza de España. La hermandad se reserva 2.000 asientos para protocolo.

el 03 may 2014 / 19:02 h.

TAGS:

La Virgen de la Macarena por el Arco a su salida. / J.M. Paisano La Virgen de la Macarena por el Arco a su salida. / J.M. Paisano Si es hermano de la Macarena y desea participar activamente en los fastos del 50 aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Esperanza programados entre el 24 y el 31 de mayo, formar parte del cortejo de acompañamiento de la dolorosa en las procesiones de ida y de vuelta con un cirio y ocupar una silla en la misa estacional de la Plaza de España, sepa que tendrá que rascarse el bolsillo. El kit completo de las dos procesiones y de la misa estacional con derecho a silla le costará a los macarenos 35 euros, el equivalente, por ejemplo, a un cirio en la cofradía de Los Negritos el Jueves Santo. Para algunos les parecerá poco y para otros, sin embargo, mucho. El cabildo de oficiales de la hermandad ha establecido una «limosna» de 20 euros por cada una de las procesiones extraordinarias por separado para los hermanos que deseen acompañar a la Virgen de la Esperanza con un cirio, ya sea en la procesión de traslado a la Catedral que se celebrará en la tarde del 24 de mayo o en la que partirá del Rectorado de la Universidad de Sevilla y culminará en la Basílica de la Macarena siete días después. La hermandad, no obstante, también da la opción a sus hermanos de sacar una papeleta única para participar con un cirio en las dos procesiones por un precio total de 30 euros. La revelación que ha causado mayor controversia, sin embargo, ha sido la decisión de la junta de gobierno de establecer un canon de 5 euros por silla para asistir a la misa estacional de la Plaza de España que oficiará el arzobispo Juan José Asenjo en la mañana del 31 de mayo. En total, el monumental escenario contará con un aforo de 9.000 asientos, de los que 7.000 se destinarán a los hermanos –previo pago de 5 euros y a un máximo de dos por persona– mientras que el cupo restante de 2.000 sillas lo reservará la hermandad para atender a cuestiones de procotolo, entre autoridades y hermandades invitadas y participantes, a las que ni que decir tiene que no les cobrará este canon. En declaraciones a este periódico el hermano mayor de la Macarena, Manuel García, justificaba el establecimiento de este peaje argumentando que la recaudación prevista (35.000 euros que podrían recolectarse de las 7.000 sillas a un precio de cinco euros) irá destinada a la asistencia social de la hermandad. García considera que no se puede hablar de «taquillaje», sino de un «donativo» para la obra social. «No creo que 5 euros sea una cantidad excesiva y el que no los pueda dar, no los dará». El teniente hermano mayor de la corporación, Santiago Álvarez Ortega, también aseguró a este periódico que «ningún hermano se va a quedar sin una silla por un problema económico». A su juicio, el donativo de cinco euros «es una forma de que los hermanos colaboren con los gastos que generará el montaje y la organización de todos los actos programados para estos días». Además, por el mismo precio, los hermanos se «llevarán un detalle como recuerdo» de la misa estacional de la Plaza de España y que por cierto aún no está definido. «Y lo que es más importante –asegura Álvarez Ortega– nos aseguramos de esta forma de que no vayan a quedar sillas vacías, ya que a la hora de pedir, todo el mundo pide sillas y luego suele ocurrir que no van todos». El teniente de hermano mayor macareno avisa de que, a razón de dos sillas por hermano, sólo los 3.500 primeros, por riguroso orden de llegada, podrán ser atendidos. Las invitaciones se repartirán el 14 de mayo en la tienda de recuerdos de la hermandad entre las 17.30 y las 21.00 horas. Sostiene Álvarez Ortega que la recaudación por estas sillas «no llega a cubrir ni una mínima parte del presupuesto de gastos que baraja la hermandad» entre «traslados, Catedral y la celebración de un Congreso Mariano Mariológico al que acudirán representantes de 20 países».

  • 1