Deportes

El Kun Agüero da la Premier al City en un final increíble

El equipo de Manchester perdía con el QPR en el minuto 90, pero logró dos goles en el descuento y se hizo con el título.

el 13 may 2012 / 22:20 h.

El Kun Agüero celebra el gol que vale una Liga.

El argentino Sergio Agüero dio primera Liga inglesa desde 1968 al Manchester City al marcar en el tiempo añadido el gol que selló la victoria de los 'citizens' en la última jornada ante el QPR (3-2).

El City, después de marcar primero, fue por detrás en el marcador durante parte del segundo tiempo, pero Dzeko igualó el partido en el minuto 90 y el Kun desató la euforia en el Etihad Stadium en el 93.
El Manchester United cumplió su papel en su visita a Sunderland y se impuso por 0-1, pero el resultado no fue suficiente para los de Alex Ferguson, que empataron a puntos al frente de la tabla con el City, pero perdieron la Liga debido a la diferencia de goles.

El QPR sufrió desde los primeros compases de un duelo en el que los citizens salieron en tromba. A medida que avanzaban los minutos, el QPR, que se jugaba el descenso si el Bolton le sobrepasaba esta jornada, se apretaba en su propio campo. Los aficionados comenzaban a impacientarse cuando conocieron que el United había marcado frente al Sunderland, lo que dejaba a los citizens sin título.

La calma tensa del Etihad se transformó al fin en euforia en el minuto 39, cuando Zabaleta batió a Kenny con un tiro desde el interior del área. Los aficionados locales pasaron el descanso como campeones de la Premier, pero recibieron un jarro de agua fría nada más comenzar el segundo tiempo. Lescott erró en un despeje y habilitó a Cisse, que anotó el empate.

Quedaban cuarenta minutos y los citizens debían volver a empezar ante un QPR que se quedaba con diez por la expulsión del centrocampista Joey Barton, que golpeó al Kun mientras el balón estaba parado.

El guión del encuentro deparaba, sin embargo, un giro cruel para los locales, que vieron cómo en el minuto 66 el Queens Park, por medio de Mackie, marcaba un 1-2 que dejaba el título más lejos que nunca.

Mancini había sacado toda su artillería al césped y Dzeko trataba de aportar peligro, pero entre Kenny y la defensa del QPR continuaron frustrando cualquier opción del City de recortar distancias.

El bosnio acertó en el minuto 90 con un gol de cabeza a la salida de un córner que avivó las esperanzas. Agüero, cuando pasaban tres minutos del tiempo reglamentario y nadie lo esperaba, dio la vuelta al choque y a la Liga con un tiro desde el interior del área que batió al guardameta del QPR y desató la euforia.

  • 1