Economía

El ladrillo no es de piedra

No pedían la destitución de Lopera. El medio millar de sevillanos que se concentraron ayer por la mañana en los aledaños del campo del Betis eran trabajadores de la construcción que daban el pistoletazo de salida a una jornada de piquetes y paros en los tajos del ladrillo. Motivo, convenio colectivo y subida salarial.

el 16 sep 2009 / 05:06 h.

No pedían la destitución de Lopera. El medio millar de sevillanos que se concentraron ayer por la mañana en los aledaños del campo del Betis eran trabajadores de la construcción que daban el pistoletazo de salida a una jornada de piquetes y paros en los tajos del ladrillo.

Según los sindicatos, la huelga a la que estaban convocados 285.000 trabajadores en Andalucía -con la excepción de Huelva- se saldó al mediodía con una participación general del 90%, superándose el 95% en Cádiz y en Granada. Sin embargo, la patronal, Fadeco, cifró el seguimiento de la huelga en "no más del 25%" y subrayó que "sólo se notó en las grandes ciudades".

Los sindicatos no reducen tanto su impacto, pero admiten que "fue mayor en las capitales de provincias". En Sevilla muchos trabajadores acudieron al tajo a primera hora de la mañana, pero tras el despliegue de los piquetes informativos no quedó ni el papel de plata de los bocadillos. Algunas de las obras más emblemáticas de la ciudad, como las de la Encarnación, la Torre Pelli, San Telmo o el Palacio de Congresos, quedaron absolutamente desiertas.

Por provincias y a tenor de los datos facilitados por los sindicatos, Sevilla concentró el mayor número de participantes, con 63.325 huelguistas, seguida de Málaga, con 61.620, Granada, con 33.668; Cádiz, con 32.265 participantes; Almería, con 25.260; Córdoba, con 20.830 y Jaén, con 19.960 huelguistas.

En declaraciones a los periodistas, el secretario de MCA-UGT Andalucía, Manuel Jiménez, y su homólogo de Fecoma-CCOO Andalucía, Ángel Gómez, celebraron que "en las grandes obras la huelga haya sido del 100%", aunque confesaron que "cuantificar la participación en las pequeñas es especialmente complicado".

Lo cierto es que, en declaraciones a este periódico, varios trabajadores de la construcción que ayer se encontraban activos en obras de pocas dimensiones en el sevillano barrio de los Bermejales manifestaron un total desconocimiento de la huelga.

En suma, desde ambos sindicatos esperan que la patronal "tome lectura de esta respuesta de los trabajadores y que cumpla la firma de los siete convenios que faltan en Andalucía".

"No es una negociación de convenio sino un incumplimiento donde se le adeudan a los trabajadores más de 120 millones de euros en lo que va de año", denunciaron los sindicalistas.

Se referían a la negativa de los empresarios a aplicar la subida salarial del 3,5% recogida en el convenio general del sector y que sí ha sido ratificada en 41 de las 52 provincias españolas, entre ellas Huelva.

En este sentido, ambos secretarios amenazaron con plantear el caso como un conflicto colectivo e interponer una querella ante la Fiscalía, "si se continúa con esta línea".

En este contexto, el secretario general de Fadeco, Emilio Corbacho, afirmó que la huelga "no ha sido apoyada por los empleados del sector, que se encuentran más preocupados por no perder el puesto de trabajo que por la subida salarial" ante la actual coyuntura económica.

Asimismo, calificó esta acción como "una huelga artificial montada por los sindicatos con un seguimiento casi imperceptible" e insistió en que, con la bajada del IPC, "pedir este año una subida del 3,5% es una barbaridad".

  • 1