Local

El lanzallamas de la izquierda

El diputado de IU ha llamado a la huelga general a raíz del proceso de reforma de la Constitución.

el 18 sep 2011 / 09:49 h.

TAGS:

El veto encarnizado de Gaspar Llamazares a la reforma del artículo 135 de la Constitución pactada por PP y PSOE ha dejado claro que los políticos, como el vino, pueden mejorar con el paso de los años -políticamente hablando, claro-. El reglamento de la Cámara Baja es de tal complejidad que, probablemente, algunas de sus señorías tendrían serios problemas para superar un examen del reglamento. Llamazares, visto lo visto, sacaría muy buena nota.


A raíz del proceso de reforma constitucional, Llamazares -lógicamente tenía que ser riojano (Logroño, 1957)- ha demostrado su experiencia como político y parlamentario. A pesar de que su formación política únicamente tiene dos diputados -con él como coordinador general de la coalición de izquierdas se dieron en 2008 su mayor batacazo electoral en unas generales-, él solo se bastó para vetar las enmiendas de consenso con las que los dos grandes grupos parlamentarios intentaban convencer a los nacionalistas catalanes de que, al menos, se abstuvieran a la hora de votar la reforma planteada de la Constitución. Ni se votaron. Siempre progresista en sus ideas y moderado en su talante aunque a veces incendie demasiado y se convierta en un lanzallamas, el diputado ha llamado incluso a la huelga general -siendo consciente del golpe económico que sufriría el país- ante lo que él llama el "golpe bipartidista de mercado"de los grandes partidos nacionales realizado con "agosticidad y alevosía". Ya en su etapa universitaria -licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo- tenía carisma de líder y logró ser representante estudiantil.

Durante aquellos años fundó la revista Bocetos, mediante la que intentaba responder a la creciente inquietud de buena parte de la profesión médica de plantear un enfoque más social de la medicina frente a los paradigmas más biológicos. Por ello, es muy habitual escucharle predicar sobre temas sanitarios y publicar entradas sobre política sanitaria en su página web personal (gasparllamazares.es). Esta vocación por desarrollar este tipo de medicina social también llevó a Llamazares a completar su formación con la realización de un máster de Salud Pública en la Universidad de La Habana (Cuba) antes de ser profesor en las universidades de Santiago de Compostela y Cazoña (Cantabria). Su carrera política la comenzó en el Partido Comunista de Asturias en 1981 (allí pasó gran parte de su infancia a pesar de su origen riojano). En 2007 fue designado candidato a las generales y tras perder tres de los cinco diputados que tenía, dimitió como coordinador general de IU, aunque no abandonó su escaño y culpó del descalabró al bipartidismo y al sistema electoral, al que calificó de injusto tal y como suelen hacer los partidos minoritarios cada vez que pierden unas elecciones.

Casado y con una hija, Llamazares es ahora un activo usuario de las nuevas tecnologías:a su web y blog personal, hay que sumarles sus más de 4.900 amigos en Facebook y sus 20.000 seguidores en Twitter. En esta última red, en la que es especialmente activo, se ha defendido de las críticas que le han hecho algunos internautas alarmados tras comprobar cómo este diputado comunista ha declarado que tiene un total de 303.058 euros entre cuentas corrientes, depósitos y fondos. Su argumento es sencillo a la par que cargado de razón: la gente de izquierdas no tiene por qué vivir bajo un puente y tiene derecho a tener sus ahorros. Y, probablemente, bajo un puente, o bajo tierra, se quiso meter cuando observó en 2010 en todos los periódicos que el retrato robot de Bin Laden difundido por el FBI se hizo a raíz de una fotografía suya. La imagen del exlíder de Al Qaeda tenía exactamente su mismo pelo y la misma arruga que le recorre la frente. La foto, que él mismo calificó como "chusca", también le hizo vetar para siempre a EEUU. Un nuevo veto que, aunque más simbólico que efectivo, convirtió nuevamente a Llamazares en protagonista de la actualidad.


  • 1