domingo, 16 diciembre 2018
03:19
, última actualización
Deportes

El largo y oscuro túnel de Rubén Castro

El Betis nota su falta de gol: lleva uno en siete jornadas y cuatro partidos sin marcar. La última vez que estuvo en una crisis así le puso punto final frente al... Valladolid

el 03 mar 2015 / 11:35 h.

ruben Rubén Castro lamenta una ocasión fallada en el primer partido de su crisis goleadora, contra la Ponferradina. / Foto: Manuel Gómez El Betis, que acumula trece jornadas sin perder pero también ha ganado un solo encuentro de los cuatro últimos que ha jugado, atraviesa una extraña fase en la que parece atascado en un fútbol que no acaba de arrancar justo cuando más le conviene acelerar, a las puertas de un doble enfrentamiento directo contra el Valladolid y Las Palmas. Razones hay de sobra para entender el mal momento verdiblanco en su doble vertiente, la de juego y la de resultados, pero a nadie se le escapa que la crisis de Rubén Castro es una clave transversal y de arreglo imprescindible para que el Betis también salga del túnel. El canario ha hecho un solo gol en las siete últimas jornadas y lleva cuatro seguidas sin ver portería. El principio de su sequía coincide con la solicitud de 25 meses de cárcel para él por parte de la Fiscalía de Sevilla por presunto maltrato y amenazas a una exnovia. Las casualidades existen, pero en este caso resulta evidente la relación causa-efecto. La noticia judicial se conoció el 5 de febrero y el punto de partida de su negación ante la portería fue el choque contra la Ponferradina, que se jugó el 8. En total, Rubén lleva 416 minutos sin ver portería. Su último gol fue en el 27’ del partido contra el Numancia, así que hay que sumar los 63 que quedaban de ese mismo encuentro, los 90 contra la Ponferradina, los 90 en Albacete, los 83 que jugó contra el Girona (lo sustituyó Fabián)y los 90 contra el Mirandés. Es la séptima vez que acumula cuatro o más jornadas de Liga seguidas sin marcar desde que está en el Betis. La peor racha de todas, curiosamente, fue en este mismo tramo de la campaña y en Segunda, en la 2010-11. Duró siete jornadas, entre la 21ª y la 27ª, y el resultado fue de 679 minutos en blanco entre un gol que le marcó al Alcorcón (43’) y otro que logró frente a Las Palmas (6’). Ese mismo sector del curso, el mismo que lo martiriza ahora, se repitió en otra marca de 461 minutos en la 2011-12, desde un gol en La Romareda (donde hizo doblete) a otro ante el Espanyol. racharubencastroLa segunda sequía más larga de Rubén también abarcó siete jornadas en la 2011-12. Rubén marcó el gol del triunfo ante el Mallorca en la 2ª jornada, luego estuvo cuatro de baja por lesión y cuando reapareció estuvo siete sin marcar. El túnel se acabó en la visita a Osasuna que casi acaba con Mel (2-1). La tercera racha de esta clasificación es más reciente, de la 2013-14, entre las jornadas 14ª y 20ª. También fue de siete jornadas. En total, 549 minutos entre un gol ante el Celta en el Villamarín y otro ante el... Celta. En Balaídos, claro. Como en medio se perdió once jornadas por lesión, los béticos estuvieron una vuelta entera de Liga sin ver una diana de su estrella. Ahora bien, si no se mira sólo la Liga sino todas las competiciones que jugó el Betis, la serie en realidad fue de 584 minutos, entre el gol que le hizo al Jablonec en la Liga Europa y el que convirtió ante el Athletic en la Copa. En total también fueron siete choques oficiales. Para acabar, otra curiosidad. La última vez que Rubén estuvo cuatro jornadas seguidas sin marcar, finiquitó su crisis frente al... Valladolid. Fue al final de la temporada pasada: marcó en el Camp Nou, se quedó en blanco ante Sevilla, Rayo, Real Sociedad y Almería y recuperó la vida en la visita de los pucelanos al Villamarín. Y este domingo hay un Betis-Valladolid en Heliópolis.

  • 1