Deportes

El Levante derrota a un filial algo inocente

El Levante se aprovechó de la ingenuidad exhibida por el filial sevillista, que a pesar de ponerles las cosas muy difíciles en la primera media hora de juego, pecó de inexperiencia al marcarse un gol en propia meta.

el 15 sep 2009 / 15:55 h.

El Levante se aprovechó de la ingenuidad exhibida por el filial sevillista, que a pesar de ponerles las cosas muy difíciles en la primera media hora de juego, pecó de inexperiencia al marcarse un gol en propia meta.

El encuentro empezó frío, sin ocasiones ni emoción, el escaso público que se dió en la Ciudad de Valencia se tuvo que conformar con los disparos erráticos de los jugadores locales y algunas aproximaciones del Sevilla Atlético que ni finalizaron siquiera en remates.

Como en anteriores ocasiones, el delantero del Levante Alex Geijo fue una isla en ataque, y a pesar de sus esfuerzos por controlar balones y conservar la posesión, no encontró ayudas.

Ni valencianos ni andaluces apostaban por lanzarse de forma decida al ataque hasta que mediado el minuto 35 el Levante se decidió a adelantar ligeramente sus líneas y empezar a presionar la salida del balón. Encontrándose con buenos balones que Parri, Geijo y Pedro Vega se encargaron de hacer llegar al área, pero no fue posible marcar sin la colaboración del central sevillista Juan Torres Cala, que mandó al fondo de la red un centro raso puesto por Vega desde la banda izquierda, desmoralizando al conjunto hispalense, que había concentrado sus fuerzas en mantener el marcador a cero.

Tras el paso por los vestuarios el Sevilla Atlético trató de tomar la iniciativa del juego y cercó con más insistencia el área rival, aunque eso tuvo como consecuencia negativa la apertura de carriles libres, aunque el conjunto sevillista anduvo muy cerca de empatar el partido gracias a las brillantes internadas de Perotti y la insistencia de Fernando y José Carlos, pero no tuvo suerte.

El Levante, por su parte, gracias a la velocidad de Pedro Vega, encontró completamente desmarcado a Geijo y este condujo la pelota a placer para batir sin ninguna complicación a Vargas y apuntillar al filial sevillista, provocando que el Levante regrese a los puestos de ascensos.

  • 1