Local

El líder de Hamás llama a lanzar una nueva Intifada contra Israel

Palestinos y soldados se enfrentan por la nacionalización de los monumentos.

el 23 feb 2010 / 19:25 h.

TAGS:

Un palestino lleva un neumático ardiendo en los enfrentamientos.

El jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, llamó ayer a la población de Cisjordania a lanzar la Tercera Intifada en respuesta a la decisión de Israel de declarar patrimonio nacional dos lugares sagrados en ese territorio ocupado.


Haniye hizo la petición en una ceremonia celebrada en Gaza en protesta por la inclusión en el listado del patrimonio nacional israelí de la Tumba de Raquel, junto a Belén, y la de los Patriarcas, en el corazón de Hebrón, aprobada el pasado domingo por el Gobierno conservador israelí de Benjamín Netanyahu.


El líder islamista de Gaza y ex primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) pidió a los dos millones y medio de palestinos que residen en Cisjordania que respondan con "una intifada (levantamiento popular) y una respuesta práctica" a la medida israelí, que ya generó dos días de disturbios en Hebrón.


Haniye exhortó además al mundo árabe a "apoyar a la resistencia" ante lo que consideró un intento del Estado judío de intentar "enterrar los signos islámicos y palestinos".


Asimismo, pidió a la ANP, que preside el líder del movimiento rival Al Fatah, el moderado Mahmud Abás, que "ponga fin a la coordinación de la seguridad con Israel y libere a los presos políticos", en referencia a los miembros o simpatizantes de Hamás encarcelados en Cisjordania.


El llamamiento de Haniye llega en el segundo día consecutivo de choques entre palestinos y soldados israelíes en Hebrón, tras la decisión de Netanyahu sobre la Tumba de los Patriarcas, santuario bíblico venerado por judíos, musulmanes y cristianos.


Tras los disturbios registrados, ayer decenas de palestinos se manifestaron de nuevo en el centro de la ciudad, la única de los territorios palestinos con una colonia judía en su interior, y lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes que controlaban el lugar sagrado.


La iniciativa israelí recibió ayer las críticas del coordinador de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Robert H. Serry entre otros. "Estos lugares están en territorio ocupado palestino y tienen significancia histórica y religiosa no sólo para el judaísmo, sino también para el Islam y el cristianismo", recordó.


La visita del entonces jefe de la oposición israelí Ariel Sharon a la Explanada de las Mezquitas fue considerada por los palestinos como una provocación y sirvió de detonante en 2000 de la conocida como Segunda Intifada. Iniciada ese mismo año, la Segunda Intifada se caracterizó por los atentados suicidas y fue mucho más sangrienta que la Primera, que se remonta a 1987 cuando se lanzaron piedras.


El momento que escogió Israel para nombrar los nuevos monumentos como patrimonio nacional está marcado por el asesinato del líder de Hamás Mahmud al Mabhuh en Dubai el pasado 19 de enero por un comando con pasaportes europeos aunque se sospecha la autoría israelí.

Arrestos en Dubai. Ayer las autoridades de Emiratos Árabes Unidos identificaron a cuatro sospechosos más dentro del comando detenido. Los cuatro implicados tenían pasaportes europeos, concretamente de Reino Unido e Irlanda.Tanto el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU) como la Unión Europea (UE) coincidieron en su condena por el uso de pasaportes y tarjetas de crédito de países comunitarios en el asesinato del dirigente de Hamás Mahmud al Mabhuh en Dubai.

  • 1