miércoles, 23 enero 2019
20:16
, última actualización

El líder del PP-A pide abrir su partido a los afiliados tras las primarias de PSOE e IU

El presidente de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno, propone «reflexionar sobre fórmulas nuevas de impulso a la participación de ciudadanos» en la toma de decisiones interna.

el 20 jun 2014 / 22:00 h.

Imagen moreno bonillaaEl presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, propuso ayer, por primera vez, que su partido debe abrir un proceso de reflexión sobre el impulso a la participación de los ciudadanos en el partido, en especial de los afiliados, pues los ciudadanos quieren «fórmulas nuevas». «Lo que está claro es que los modelos del siglo XX en cuanto a la organización de partidos quizá no son los más convenientes en el siglo XXI. Es como trabajar en analógico en un mundo digital», dijo Moreno en declaraciones a Onda Cero al ser preguntado sobre si el PP debería ir a un sistema de primarias. La respuesta a esta pregunta, hasta ahora, siempre había sido «los estatutos del PP no lo contemplan». La propuesta de Moreno Bonilla causó «sorpresa» en un partido acostumbrado a la disciplina orgánica y a acatar las decisiones que vienen desde arriba, por ejemplo su propia designación como presidente del PP en Andalucía, que se adoptó contra el criterio de la dirección saliente de Juan Ignacio Zoido. El PP no tiene cultura de primarias para elegir a sus candidatos ni para crear listas abiertas ni somete las decisiones al respaldo explícito de la militancia. Ninguna de estas opciones está en sus estatutos. Aunque algunas voces de peso dentro del partido lo han pedido explícitamente –por ejemplo Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid, o el presidente provincial del PP en Valencia, Alfonso Rus–, la dirección nacional siempre ha respondido que éste no es un debate abierto dentro de la organización y que, en todo caso, se debe decidir en un congreso, donde se modifican las normas internas del partido. El último congreso nacional del PP se celebró en 2012, en Sevilla. El llamamiento de Moreno a flexibilizar la organización interna de su partido coincide con dos hechos importantes: la dramática pérdida de votos que ha sufrido el PP en las elecciones europeas del 25 de mayo –una elevada abstención y un alejamiento de los ciudadanos respecto a las fuerzas mayoritarias–, y en segundo lugar, un proceso de primarias simultáneo en el PSOE e IU. Los socialistas acaban de abrir a la militancia la elección de su próximo secretario general, y el cabeza de cartel para las generales también se decidirá por medio de primarias. La coalición de izquierdas en Andalucía, que lidera Antonio Maíllo, ha iniciado un novedoso proceso de primarias en el que tienen voz para elegir al candidato a la Junta tanto los militantes como los simpatizantes que se inscriban en un censo. El dirigente del PP andaluz dijo ayer estar convencido de que los ciudadanos quieren fórmulas nuevas, partidos «más modernos, partidos más transparentes, partidos más asequibles». Moreno instó al PP a «reflexionar» sobre su modelo de representación y de participación de los afiliados en la toma de decisiones de la formación, siempre «desde el respeto de las peculiaridades y singularidades de cada partido», informa Efe. Se trata, insistió, de reflexionar sobre procesos «de mejora, de refresco, de impulso a la participación de los ciudadanos y especialmente de los afiliados». El líder del PP-A también vaticinó que la presidenta Susana Díaz hará coincidir las elecciones autonómicas con las generales, previstas para finales de 2015, «para que el foco no esté solitario en Andalucía» por los temas de «corrupción», subrayó. Por su parte, Maíllo adelantó que en el proceso de primarias de IU, el número de simpatizantes inscritos superará al de los militantes (que son unos 7.800). Los primeros pueden debatir y proponer nombres sobre la candidatura a presidir la Junta, pero no votar. Por ahora hay cinco aspirantes, aunque hasta el lunes no se sabrá cuántos han logrado reunir los avales necesarios para hacer campaña (5%, unos 400 avales). El líder de IU no descarta que haya un cara a cara si al final se culminan las primarias con más aspirantes. Maíllo: «Es un tiempo nuevo preocupante si detienen a cada republicano por la calle» El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, elevó el tono crítico con la proclamación del Rey Felipe VI, al asegurar que «si la transparencia y el nuevo tiempo» del que habló el monarca en su discurso «significa la detención de todo republicano que vaya por la calle, son nuevos tiempos muy preocupantes». Maíllo hizo esta valoración al explicar la movilización, apoyada por IU, que hoy rodeará el Parlamento andaluz en defensa de los servicios públicos. La coalición de izquierdas abrirá en breve la negociación con el PSOE-A sobre los presupuestos autonómicos de 2015, en la que IU dará prioridad a los contratos con la jornada al 100% de los eventuales del SAS –ahora están al 75%– y volverá a pelear por la tasa a las grandes superficies comerciales, que el PSOE ya rechazó en la negociación del ejercicio anterior. Maíllo insistió en que la devolución de las pagas extras a los empleados públicos en 2015 –que tendrá un coste de 320 a 350 millones de euros– «no es incompatible» con su objetivo de reinstaurar la jornada completa de los sanitarios, lo cual redundará en beneficio de la sanidad pública. El líder de IU sí se quejó de que su socio de Gobierno no esté trabajando al mismo ritmo que la coalicion para adelgazar el sector público eliminando cargos directivos, lo cual daría más margen presupuestario al Ejecutivo andaluz para recuperar los servicios públicos perdidos. IU defiende haber eliminado altos cargos en empresas públicas de Fomento y de Turismo.

  • 1