Local

El líder sudanés desafía a La Haya y le pide juzgar a EEUU y Europa

El presidente sudanés, Omar al Bachir, afirmó el jueves -un día después de que la Corte Penal Internacional ordenara su arresto- que son otros líderes occidentales y no él, los que debieran responder por crímenes de guerra, y rechazó cualquier intento de "colonizar su país". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 23:35 h.

TAGS:

El presidente sudanés, Omar al Bachir, afirmó el jueves -un día después de que la Corte Penal Internacional ordenara su arresto- que son otros líderes occidentales y no él, los que debieran responder por crímenes de guerra, y rechazó cualquier intento de "colonizar su país".

Bastón en mano, vestido de traje sin corbata y danzando ocasionalmente al ritmo de cantos patrióticos, Al Bachir se presentó ayer ante miles de seguidores. "Los que deberían ser llevados ante la justicia son aquellos que exterminaron al pueblo de Vietnam, los que han cometido el genocidio de Hiroshima y Nagasaki y los que han asesinado al pueblo de Irak con todo tipo de armas prohibidas", afirmó el gobernante sudanés.

La CPI, con sede en La Haya, ordenó el miércoles el arresto de Al Bachir por supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado de Darfur, en el oeste de Sudán, en el que según la ONU han muerto más de 300.000 personas. El gobernante sudanés se convierte así en el único jefe de Estado en ejercicio cuya detención es requerida por un tribunal internacional. Sudán no reconoce a la CPI y su Gobierno ya dijo que no cumplirá la orden.

En el mitin que encabezó en Jartum, Al Bachir aseguró que la CPI no está "moralmente capacitada" para emitir una orden de arresto contra él y que su país está listo para "cualquier repercusión" que pueda surgir a partir de la orden de arresto, aunque no detalló a qué se refería. Aludiendo al ex presidente estadounidense George W. Bush, Al Bachir dijo que "mintió a su pueblo y al mundo entero" sobre la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en Irak que causaron "dos millones de muertos". "Él es el que debiera ser llevado ante la justicia", insistió el presidente.

También acusó a Estados Unidos de involucrarse en la guerra de 2006 en el sur del Líbano entre Israel e Hizbulá y en los recientes ataques lanzados por Jerusalén contra Hamás en la franja de Gaza. "Esos crímenes en Gaza fueron vistos por el mundo entero. Ellos [los israelíes] mataron a miles de personas y utilizaron todo tipo de armas prohibidas", agregó el jefe de Estado sudanés.

La orden emitida por el CPI incluye siete cargos: cinco por crímenes de guerra -entre ellos exterminio, tortura y violación- y dos de lesa humanidad -ataques directos e intencionados contra la población civil y pillaje-. Pero Sudán, que no es firmante del Estatuto de Roma que creó el CPI, se niega a cumplir esa orden, según anunciaron altos funcionarios, y Al Bachir ayer insistió en que la justicia internacional debería dirigirse a otra parte. "Los verdaderos criminales están en Estados Unidos y en Europa. Los mentirosos que han arrasado con la riqueza del pueblo están allí, y ahora vienen con una nueva gran mentira", insistió.

En su mensaje, Al Bachir hizo un llamamiento a los países del tercer mundo de Asia, África y Latinoamérica para que vigilen cualquier intento de las naciones de Occidente para imponer sanciones económicas a Sudán. "En nombre de todos vosotros, llamo a la formación de un frente para rechazar cualquier tipo de hegemonía y humillación", afirmó el gobernante mientras agitaba con fuerza su bastón.

  • 1