Local

El Luxor expone un sarcófago descubierto por sevillanos

EL Ataúd de Iqer fue descubierto hace dos años por el Proyecto Djehuty.

el 07 ago 2012 / 20:19 h.

TAGS:

El Museo de Luxor, situado cerca del Río Nilo, en el centro de la ciudad de Luxor (Egipto) cuenta desde hace unas semanas con un nuevo ataúd de gran interés histórico. Esta pieza fue descubierta hace dos años por miembros del Proyecto Djehuty, en el que participaron distintos expertos de la Universidad de Sevilla junto a otros investigadores de toda España.

El Ataúd de Iqer, como se llama el sárcofago, "es una pieza singular por la época a la que se adscribe", los inicios del Reino Medio, un momento agitado de la historia de Egipto, con el país saliendo de una de las crisis más profundas de su historia, explican en una nota. Según explica la Universidad de Sevilla, su estilo es muy singular: presenta una franja de decoración con un texto jeroglífico de rasgos rústicos, que se podría calificar como "naif". El colorido está por otra parte muy bien preservado. En el interior del ataúd se encontró la momia del dueño del ataúd, que respondía al nombre de Iqer (que en egipcio quiere decir "El Excelente"), con un interesante ajuar compuesto por arcos, flechas, bastones y cerámicas.

El profesor del Departamento de Historia Antigua de la Universidad de Sevilla José Miguel Serrano, miembro de esta misión arqueológica desde hace más de una década, y codirector de la misma, afirma que se trata de una pieza "única y muy difícil de encontrar". En la actualidad sólo se ha descubierto media docena de sarcófagos de valor similar al que ya se puede visitar en las vitrinas de la sala más importante del Museo de Luxor. Serrano asegura que el equipo se siente "muy orgulloso de este reconocimiento" que les ha brindado uno de los "mejores" museos de Egipto. El docente y el grupo de arqueólogos seguirán trabajando porque están "seguros de que aún queda mucho por descubrir".

En los últimos dos años, este grupo de expertos casi ha duplicado la superficie de excavación donde han hallado una serie de capillas funerarias y un depósito de cerámicas, también de tipo funerario, de los más grandes que se han encontrado hasta el momento. "Esto es un indicio claro de que esta zona contiene elementos muy interesantes e incluso, es probable, que hallemos nuevas tumbas", indica Serrano. Hallazgos que se sumarían a las cinco que ya han descubierto a lo largo de estos años de excavación.

  • 1