Local

El Macarena estrena una UCI controlada por un ordenador central

El Macarena inauguró ayer la remodelación de la UCI, con un coste de 4,9 millones y esperando alcanzar los 2.000 pacientes para este año. Destacan de la obra los boxes personalizados con luz natural y la monitorización de los pacientes desde un ordenador central. (Foto: A. Acedo).

el 14 sep 2009 / 22:42 h.

TAGS:

El Macarena inauguró ayer la ampliación y remodelación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), con un coste de 4,9 millones y esperando alcanzar los 2.000 pacientes para este año. Destacan de la obra los boxes personalizados con luz natural y la monitorización de los pacientes desde un ordenador central.

La tercera y última fase de modernización del área de la UCI, en la primera planta del Hospital Virgen Macarena, presenta unas características que lo sitúan "a la vanguardia de toda Andalucía", según afirmó ayer la consejera de Salud, María Jesús Montero que asistió al acto de inauguración.

Un giro de 180 grados en las instalaciones que precedieron a las de nueva creación con un total de tres zonas divididas en una unidad de sépticos y postquirúrgicos con doce camas, una médica y una de cirugía cardiotorácica que contarán con nueve camas cada una. Asimismo, se incorpora una nueva para cuidados intermedios, con ocho camas.

Con la puesta en marcha de estas dependencias incrementa su capacidad asistencial al pasar de los 1.436 pacientes atendidos en la UCI en 2007 a los 2.000 que se prevén para este año. Un total de 126 profesionales desarrollan su trabajo: 15 facultativos, 62 enfermeros y 49 auxiliares de enfermería forman el equipo. El coste total de la construcción es de 4,9 millones de euros.

Los primeros en estrenar las instalaciones con la última tecnología serán los pacientes de cirugía cardiotorácica en una semana aproximadamente, debido a que el tiempo que permanecen en las habitaciones es de entre dos o tres días de manera que las rotaciones serán rápidas. La totalidad de las unidades estrenadas estarán a pleno rendimiento en un mes. El sistema de monitorización (que mide los parámetros vitales como el pulso, la temperatura o la presión arterial entre otras cosas) es una de las tecnologías de última generación conectada a la central de monitorización desde donde el personal sanitario puede observar y controlar el estado de todos los pacientes.

El espacio del que dispondrán a partir de ahora tanto enfermos como los propios profesionales se ha convertido, tras la obra que comenzara en agosto de 2005, en diáfano y abierto.

Atrás quedaron las camas situadas unas al lado de otras y separadas por cortinas o biombos. La reestructuración, tanto desde el punto de vista arquitectónico como natural, ha conseguido que todas las habitaciones o boxes sean individuales y donde la luz natural, gracias a la instalación de ventanas en cada una de ellos, adquiere un papel fundamental.

El sistema automatizado de dispensación de medicamentos, implantado en abril de 2007 durante la fase anterior, se ha convertido en "una garantía -afirmaba la consejera- que evita errores y optimiza el espacio de almacenaje".

  • 1