viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Deportes

El Madrid cambia el resultado final pero no su fútbol mediocre

El Real Madrid obtuvo ante el Recreativo un triunfo repleto de mediocridad, sin fútbol, agarrándose a la pegada de Sneijder para poner fin a la crisis de resultados pero incrementar las dudas por la falta de un patrón de juego.

el 15 sep 2009 / 18:47 h.

El Real Madrid obtuvo ante el Recreativo un triunfo repleto de mediocridad, sin fútbol, agarrándose a la pegada de Sneijder para poner fin a la crisis de resultados pero incrementar las dudas por la falta de un patrón de juego.

Necesitaba un triunfo para no agravar una crisis que traspasa los resultados para apuntar directamente al juego. Para Schuster el sistema está por encima de los jugadores. Sin extremos, salvo Royston Drenthe que está por definir, sigue apostando por un 4-3-3 que continúa cosechando dudas. Su juego se reduce a la garra, a la imaginación de Guti o la inspiración en el remate de Higuaín. Plano de ideas, se pierde entre carreras con poco sentido de Drenthe, a quien el Bernabéu silba su falta de calidad pero ovaciona su desgaste en la presión. Su imagen se extiende al equipo.

Escaso de calidad, juega a impulsos. Cualquier rival que pisa el Bernabéu tiene licencia para soñar. Disfruta de ocasiones y en función de su efectividad puede obtener un buen resultado. El Recreativo falló y perdió. La tuvo Camuñas (m.8), en la ocasión más clara del partido, cuando solo ante Casillas chutó a las nubes una jugada perfecta de Sisí con Javi Guerrero. La conjura del vestuario blanco no se reflejó en el campo. Higuaín perdonó dos goles claros (12' y 53') y no fue hasta el 35' cuando un chut potente de Sneijder rebotó en la defensa dibujando una parábola inalcanzable para Riesgo. El gol evitó una pitada al descanso, pero no al final. Pudo empatar Akelé, pero su disparo rozó el palo izquierdo con el Madrid a la deriva. Encima sufrió la lesión de Higuaín, que fue retirado en camilla con esguince de tobillo.

  • 1