El colegio Maese Rodrigo, "abocado" a su liquidación

La nueva dirección considera que la situación económica de este colegio mayor de Mairena del Aljarafe es insostenible.

el 30 sep 2014 / 19:20 h.

Parte de las instalaciones del colegio mayor Maese Rodrigo de Mairena del Aljarafe. / El Correo Parte de las instalaciones del colegio mayor Maese Rodrigo de Mairena del Aljarafe. / El Correo La dirección del colegio mayor Maese Rodrigo, creado en 1994 por  la Universidad de Sevilla y el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe en el complejo hotelero Apartamentos Mairena, construido años antes para la exposición universal de Sevilla en 1992, ha  despedido a cuatro de sus empleados tras contabilizar un déficit de  325.613 euros a fecha del pasado mes de julio. La nueva dirección del centro, designada por la Universidad tras las dimisiones vividas en su junta de gobierno,ha avisado de que la institución se encamina hacia su liquidación. Tanto la Universidad como el Consistorio de Mairena del Aljarafe participan de la fundación pública sin ánimo de lucro constituida en 1994 para la administración de este complejo de propiedad municipal, toda vez que el Ayuntamiento participa en la junta de gobierno de la institución con tres concejales. Se ha venido informando del peligro que sufre la continuidad de este centro a  cuenta de la bajada del número de alumnos alojados, mientras el Ayuntamiento, gobernado por Ricardo Tarno (PP),  ha esgrimido ante esta situación que "el funcionamiento del colegio mayor es autónomo e independiente, por lo que es el propio centro el que toma las decisiones que considera pertinentes tanto en  materia contable como del personal contratado". La dirección del colegio mayor ha consumado este martes cuatro despidos alegando "causas objetivas de naturaleza económica y  productivas", toda vez que el pasado mes de junio su junta de gobierno, con sólo un voto en contra y una abstención, aprobó la propuesta de la anterior dirección del centro para suspender la admisión de colegiales para el curso académico 2014/2015, admitiendo  "como necesaria consecuencia el cese de la actividad (...), así como  la interrupción de la única fuente de ingresos que pudiera permitir de alguna manera la continuidad de la actividad". Y es que el centro contabilizó 239 alumnos residentes en el curso  2011/2012, pero sólo 127 en el curso 2012/2013, toda vez que a fecha de julio del año en curso, las cuentas de la institución arrojaban un déficit de 325.613,00 euros, "cantidad a la que habría de añadirse otras deudas devengadas posteriormente por deudas de proveedores no abonadas, retribuciones salariales y seguros sociales". "La nueva dirección considera que la situación económica del colegio mayor es insostenible e inviable", esgrime el actual director del centro a la hora de justificar los despidos y anunciar que la  institución está abocada a "iniciar los necesarios procedimientos civiles, mercantiles y administrativos que como persona jurídica le corresponden y que conllevaría o podría conllevar la necesidad de  presentar un concurso de acreedores y su liquidación".

  • 1