Cultura

El Maestranza dará cabida a 119 espectáculos gracias a la ampliación

De temporada "histórica" calificaron los responsables del Teatro de la Maestranza la programación de la temporada 2008/09, un curso en el que el coliseo albergará 119 funciones, se verán 12 óperas y se escucharán ocho orquestas diferentes. Tradición y modernidad se darán cita en un escenario que ve cómo bate sus propios récords.

el 15 sep 2009 / 06:13 h.

De temporada "histórica" calificaron los responsables del Teatro de la Maestranza la programación de la temporada 2008/09, un curso en el que el coliseo albergará 119 funciones, se verán 12 óperas y se escucharán ocho orquestas diferentes. Tradición y modernidad se darán cita en un escenario que ve cómo bate sus propios récords.

El director artístico del teatro, Pedro Halffter, ya ha alcanzado uno de sus principales objetivos, acostumbrar al público a la variedad estética. Por eso, a diferencia de las tres temporadas anteriores, en la próxima ya no hay leitmotiv:"Es un éxito de todos que ya no se necesiten guías de escucha para que la gente se acerque con igual pasión a una ópera de Busoni que a otra de Puccini", dijo el maestro.

En este nuevo mapa musical que el Maestranza propone, las administraciones y los patrocinadores han invertido 5,3 millones de euros en el coliseo y 900.000 euros en los programas de la Sinfónica de Sevilla, unas cifras superiores a las del año pasado y que confirman la línea ascendente del teatro, que alcanzará su máxima cota, en presupuesto y programas, en la temporada 2010.

En la que el miércoles se presentó, las 119 propuestas presentadas "son una realidad gracias a la ampliación de la chácena del coliseo", según apuntó Halffter, ya que, de otro modo, no se hubiera podido programar con tanta cercanía en el calendario conciertos y óperas. Entre las segundas, siete de ellas se ofrecerán con puesta en escena.

De este modo, la temporada lírica se abrirá en octubre con Doktor Faust, de Busoni -la apuesta más arriesgada del ciclo en la versión de Peter Mussbach-, continuará con Segismundo, de Tomás Marco; y empalmará en el último trimestre del año con Julio Cesar, de Haendel (según Herbert Wernicke), y Lo speziale, de Haydn -con la que se inaugura un ciclo de ópera para jóvenes-.

Ya en febrero, Tancredi, de Rossini, en la visión de Yannis Kokkos, y La fanciulla del west, de Puccini, contada por Piero Faggioni, protagonizarán dos de los momentos más importantes del año.

En el último tramo del curso, Tristán e Isolda, de Wagner (producción de la Ópera de Roma) clausurará una temporarada que también contará con la versión concertante de la ópera Orlando, de Haendel -interpretada por el conjunto Al Ayre español- y con un intenso programa doble: Erwartung, de Schönberg y El viaje a Simorgh, de José María Sánchez-Verdú, dos obras que serán interpretadas por la Orquesta Joven de Andalucía bajo la dirección de Arturo Tamayo.

Una de las visitas más esperadas será la que protagonice el tenor Roberto Alagna como protagonista

de Los pescadores de perlas, de Bizet, en versión concierto. En el apartado de zarzuela, La bruja, de Chapí, es el título elegido.

  • 1