Cultura

El Maestranza recibe al 'Segismundo' de Marco

El texto de Calderón de la Barca La vida es sueño sirve de hilo conductor al compositor Tomás Marco (1942) en su ópera Segismundo, una obra breve y de lenguaje contemporáneo que llega esta noche (20.30 h.) a la Sala Manuel García del Teatro de la Maestranza con las entradas agotadas.

el 15 sep 2009 / 17:16 h.

El texto de Calderón de la Barca La vida es sueño sirve de hilo conductor al compositor Tomás Marco (1942) en su ópera Segismundo, una obra breve y de lenguaje contemporáneo que llega esta noche (20.30 h.) a la Sala Manuel García del Teatro de la Maestranza con las entradas agotadas.

No es la primera vez que una ópera actual llega al escenario de cámara del coliseo del Paseo Colón. Sucedió con Vanitas, de Sciarrino, y más anteriormente con producciones de Menotti y Poulenc, pero hasta ahora, el teatro había permanecido ajeno a la producción lírica española de nuestro tiempo.

Síntoma de que esto va a cambiar es la programación, hoy, en una única función, de Segismundo, obra que su propio creador, Tomás Marco, define como "ópera de bolsillo" por lo reducido de sus efectivos: cuatro músicos más un director, un cantante (el contratenor David Azurza), tres actores y la dirección escénica de Gustavo Tambascio.

"Siempre tuve en el limbo de las ideas hacer una obra sobre la gran pieza del teatro español, La vida es sueño. Cuando surgió la posibilidad, decidí hacer una ópera en la que la realidad y la fantasía se fusionan, una partitura de notable peso filosófico (se incluyen textos de Platón y Descartes) y que se centra en la principal línea argumental del libro en el que se basa", resumió Marco, autor de heterogéneas y experimentales óperas como Selene y El viaje circular.

Clarinete, violonchelo, percusión y sintetizador conforman el instrumentario de una creación que también se sirve de la electrónica para ambientar algunas de las escenas que ha diseñado Tambascio, a quien se le debe una escenografía "abigarrada y muy barroca", con cierta influencia del filme clásico de culto Freaks, de Tod Browning. No en vano, Segismundo "se presenta como un fenómeno de feria, encerrado en una jaula".

Marco decidió que el protagonista de la obra debía ser un contratenor para así entroncar con la sensibilidad estética del barroco. "Otra peculiaridad, en una ópera de tanto texto como es ésta, es que al solista se le entiende todo lo que dice, pues hago uso de la recitación cantada", aseguró el compositor, uno de los miembros más importantes de la llamada Generación del 51, junto con Luis de Pablo y Cristóbal Halffter, entre otros. Al frente de la plantilla se sitúa José Luis Temes, veterano director especialista en música contemporánea que ha dado a conocer más de una treintena de composiciones de Tomás Marco.

  • 1