lunes, 19 noviembre 2018
04:17
, última actualización
Deportes

El mal ejemplo del Villarreal

El Sevilla debe reinventarse, creer en un entrenador, cargarse a aquellos futbolistas que han hecho el ridículo en la temporada recién acabada y recuperar al Del Nido y al Monchi de los mejores tiempos. 

el 13 may 2012 / 22:32 h.

Decía hace unos días Del Nido que no habría catarsis en el Sevilla. Ni siquiera como consecuencia de la mala temporada firmada por su equipo. Sinceramente, no creo que Del Nido esté tan de espaldas a la realidad. Ni siquiera me creo que el propio Del Nido piense realmente que dicha catarsis no sea necesaria. La catarsis debe llevarse a cabo a todos los niveles. Con cambio de piezas y de actitudes. 

No más entrenadores tragones, no más futuros laterales derechos de la selección española, no más Borjas Valeros que se escapan por cantidades irrisorias en el mundo del fútbol, no más ventas como la de Martín Cáceres en enero aún a riesgo de destrozar una temporada. El Sevilla debe reinventarse, creer en un entrenador, cargarse a aquellos futbolistas que han hecho el ridículo en la temporada recién acabada, recuperar al Del Nido y al Monchi de los mejores tiempos y volver a ser un equipo ganador que no sólo cabalgue a lomos de Navas y de Negredo.

A este paso, lo que le ha ocurrido al Villarreal, o el año pasado al Dépor o antes a otros tantos, incluido el propio Sevilla, le volverá a ocurrir a los de Nervión... y llegarán las lágrimas.

  • 1