martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

El mal tiempo frustra la salida en procesión de San Pablo

Finalmente el milagro no pudo ser. Después de todo el día amenazando lluvia, con algún chaparrón intempestivo, la tarde pareció abrirse para permitir la procesión de San Pablo, en su gran día. Pero el viento y las nubes volvieron a traer agua y aconsejaron no sacar al patrón de Écija.

el 15 sep 2009 / 21:43 h.

TAGS:

Finalmente el milagro no pudo ser. Después de todo el día amenazando lluvia, con algún chaparrón intempestivo, la tarde pareció abrirse para permitir la procesión de San Pablo, en su gran día. Pero el viento y las nubes volvieron a traer agua y aconsejaron no sacar al patrón de Écija.

La imagen del Apóstol de los Gentiles se limitó, por tanto, a procesionar por el interior de la iglesia de Santa María, el templo donde, de forma excepcional, se encuentra alojada la talla del santo que iba a salir en procesión en un 2009 en que se cumplen los 2.000 años del nacimiento de San Pablo, en lugar de su sede habitual en Écija, en concreto en Santa Bárbara.

"Qué lástima", fueron las palabras más escuchadas ayer entre el numeroso público que se agolpaba en Santa María -en la portada, a resguardo del mal tiempo, porque en el templo no se cabía- para ver, al menos, la talla en su día y en un año jubilar y bautizado como Año Paulino.

Junto con la celebración añadida de los dos milenios del nacimiento de Pablo de Tarso, al día del patrón se sumaban ayer el que la misa fue oficiada por el cardenal y arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo y, en menor medida, que el paso del santo estrenaba los faldones traseros -el año pasado salió por primera vez con los delanteros- que son un obsequio de la asociación Amigos de Écija, abanderada de la conservación del patrimonio.

La lluvia aguó la procesión de San Pablo, que cada año es acompañado de forma solemne a la iglesia de Santo Domingo por las autoridades municipales, pero no el resto de actos del día: la misa y la posterior lectura del milagro del santo, un acto que reedita cada ejercicio la relación de Écija con su patrón.

  • 1