Deportes

El Manchester saca una renta mínima de su gran superioridad

El vigente campeón de Europa, un Manchester United dominador y en plena forma, allanó ayer en Old Trafford su camino hacia otra final de la Liga de Campeones tras imponer su fútbol por 1-0 al Arsenal de Cesc Fábregas, un equipo que mostró tremendas carencias creativas.

el 16 sep 2009 / 02:04 h.

El vigente campeón de Europa, un Manchester United dominador y en plena forma, allanó ayer en Old Trafford su camino hacia otra final de la Liga de Campeones tras imponer su fútbol por 1-0 al Arsenal de Cesc Fábregas, un equipo que mostró tremendas carencias creativas.

El once anfitrión ya dominó de manera más que obvia durante un primer tiempo en el que el conjunto que dirige el francés Arsene Wenger se mantuvo ausente. En ese acto, el campeón acaparó la posesión, creó las oportunidades y tuvo contra las cuerdas a la línea defensiva de la formación londinense.

El capitán gunner, el internacional español Cesc Fábregas, empezó en una posición más adelantada de lo habitual, sirviendo de apoyo al togolés Emmanuel Adebayor, ante la ausencia del ruso Andrei Arshavin, que no puede competir en este torneo por haberlo hecho ya esta temporada con el Zenit de San Petersburgo, su anterior club.

La primera gran ocasión del duelo británico la tuvo en bandeja el anfitrión. Comenzó la jugada por la derecha un inspirado John O'Shea con un pase interior al argentino Carlos Tévez, que solo ante el portero español Manuel Almunia vio cómo éste frustraba el gol con una excelente intervención. Continuó embalado el United, que en el consiguiente lanzamiento de esquina no encontró rematador en primera instancia, pero Michael Carrick recogió el balón, ganó la línea de fondo y halló un inesperado aliado en el defensa O'Shea, quien se encargó de poner a su equipo por delante a los 17 minutos de juego.

almunia evitó algo peor. Almunia tuvo que trabajar sin descanso en la primera parte. Los diablos rojos presionaban el área gunner, sobre todo con la omnipresencia del portugués Cristiano Ronaldo, que se colaba por todas partes y creó una gran ocasión en el minuto 29, pero su cabezazo fue detenido por el ex guardameta del Celta.

Sólo al final de la primera parte empezó el Arsenal a dar muestras de mejoría. La recuperación se confirmó con la salida de vestuarios, pero la falta de mordiente arriba les privó del empate. El medio del campo londinense superó en la segunda mitad a sus rivales en la batalla, pero los de Wenger nunca lograron crear una verdadera sensación de peligro.

comodidad local. El United se movía cómodo. Cristiano Ronaldo volvió a arremeter contra el Arsenal con un tiro a puerta que se quedó a nada de convertirse en el segundo gol para el United en el minuto 69. Y ésa era la tónica del partido: el Manchester embistiendo y el Arsenal, manteniendo el tipo como podía.

En la recta final, Ferguson tuvo que prescindir del central inglés Rio Ferdinand -quizá por una lesión de costilla- y sacar a Jonny Evans, aunque la ausencia del internacional inglés no motivó al Arsenal a intentar igualar un marcador que se quedó en la victoria del Manchester y deja la eliminatoria abierta a lo que ocurra en el Emirates.

Manchester United: Van der Sar, O'Shea, Ferdinand (Jonny Evans, m.87), Vidic, Evra, Fletcher, Carrick, Anderson (Nani, m.66), Ronaldo, Tévez (Berbatov, m.66) y Rooney.

Arsenal: Almunia, Sagna, Toure, Silvestre, Gibbs, Song Billong, Diaby, Walcott (Bendtner, m.73), Cesc, Nasri y Adebayor (Eduardo, m.82).

Gol: 1-0, John O'Shea, m.17

Árbitro: Claus Bo Larsen (Dinamarca). Sacó tarjeta amarilla a Carlos Tévez, del Manchester United.

Incidencias: Semifinal de la Liga de Campeones, disputado en el estadio de Old Trafford de Manchester ante unos 68.000 espectadores.

  • 1