sábado, 20 abril 2019
07:00
, última actualización
Local

El manto de la coronación permitirá arreglar el suelo del santuario de Consolación de Utrera

El antiguo terciopelo del manto de la coronación de la Virgen de Consolación tendrá un último uso: ser el aliciente idóneo para recaudar dinero para restaurar el suelo del santuario. Y es que un grupo de voluntarios se propone arreglar las losas que se encuentran en mal estado...

el 16 sep 2009 / 08:19 h.

TAGS:

El antiguo terciopelo del manto de la coronación de la Virgen de Consolación tendrá un último uso: ser el aliciente idóneo para recaudar dinero para restaurar el suelo del santuario. Y es que un grupo de voluntarios que trabajan a favor de esta importante iglesia de Utrera se propone arreglar las losas que se encuentran en mal estado con una original campaña: repartir reliquias al precio de un euro -en concepto de donativo- con una estampa de la patrona, en cuya cara posterior habrá un trocito del terciopelo que integraba el manto del siglo XIX, que acaba de ser restaurado y pasado a un nuevo tejido.

Se da la circunstancia de que recientemente llegó el manto de la patrona completamente restaurado y, por tanto, era posible utilizar el antiguo terciopelo para reanudar fondos para la reforma del mármol del templo. Cabe recordar que se trata del manto más antiguo que posee Nuestra Señora de Consolación, y que en Utrera se conoce como el de la coronación. Por fue precisamente éste el que lució en aquella jornada del 1 de mayo de 1964, cuando fue coronada, en la plaza del Altozano.

Pero además de esta propuesta, también se están vendiendo -con el mismo precio que las reliquias- papeletas para el sorteo de un cuadro donde se encuentra un vestido del Niño Jesús realizado con el mismo terciopelo del citado manto, así como con el forro original de la ropa, junto a una fotografía de la imagen portando dicha vestimenta.

Todas las propuestas emprendidas por este grupo de voluntarios se realizan con la única intención de obtener los 16.000 euros necesarios para poder ejecutar la obra, que permitirá sustituir las casi 500 losas en mal estado, trabajos que cuentan con un presupuesto que ronda los 5.000, a lo que habrá que sumar 11.000 de mano de obra.

El párroco de Santa María y rector del santuario, Diego Pérez Ojeda, expuso al respecto: "La peor parte es la que se encuentra en el área central del templo, ya que ahí se concentra la mayoría de las piezas rotas". Para reponer la solería en mal estado, "en principio no está previsto el cierre del santuario, ya que se habilitarán pasillos laterales por donde los fieles podrán acceder sin problemas", según señaló el responsable del templo, quien también afirmó que los trabajos "deberán hacerse en el tiempo de menor uso de la iglesia", que corresponde con el invierno, ya que en primavera el calendario se llena de cultos, bodas y otros actos y resulta más complicado acometer trabajos de este calado.

Este nuevo proyecto se une a los ya puestos en marcha gracias a la iniciativa de este grupo de voluntarios que, desde antes del año jubilar que la ciudad vivió en 2007 con motivo del quinto centenario de su patrona, vienen trabajando en el templo. Gracias a ellos se acometió ya, entre otros, la confección de una nueva ráfaga para la patrona y la restauración del citado manto. De este modo, no dejan de trabajar para que esta devoción del Bajo Guadalquivir siga conservando vivo todo su patrimonio.

  • 1