viernes, 15 febrero 2019
15:58
, última actualización
Local

El máster de profesor está "improvisado y descoordinado"

El Defensor de la Universidad de Sevilla ultima un informe con las deficiencias.

el 28 may 2010 / 18:45 h.

TAGS:

El máster de Secundaria que ha sustituido este año al antiguo CAP (Curso de Adaptación Pedagógica) no ha convencido a nadie. Ni a las universidades, ni a los centros, ni a los estudiantes. Por eso, haciéndose eco de las protestas de "improvisación" y "descoordinación" que han llegado a su oficina, el Defensor Universitario de la Hispalense, Ignacio Ugalde, presentará un informe oficial al rector Joaquín Luque para que adopte medidas de corrección de cara al próximo curso.

Hasta el momento, el Defensor ha recibido una veintena de quejas de profesores y alumnos todas relacionadas con los mismos asuntos: el precio del máster, los trámites de prescripción y la verificación de las competencias lingüísticas (dicho de otra manera, el nivel de idiomas).

La Universidad de Sevilla es la institución académica que más quejas ha recibido del máster de Secundaria de todo el sistema andaluz. También fue la que más preescripciones tuvo, en torno a unas 2.000. Para su informe especial (el segundo que hace desde que comenzó su mandado), el Defensor universitario ha mantenido reuniones con los directores de los centros más implicados en el máster para la formación del futuro profesor.

La última se celebró el pasado jueves con Ciencias de la Educación y Psicología. De dicho encuentro salió la necesidad de que el máster se revise para que tenga mayor "valor pedagógico" y sea realmente "una iniciativa para que el profesor disponga de herramientas con las que evitar, por ejemplo, el fracaso escolar", ejemplifica Ugalde.

La queja más repetida por los estudiantes ha sido la de la falta de criterios y coordinación en relación con la certificación del nivel de idiomas. Se ha dado el caso incluso de un licenciado en Filología Inglesa al que no sabían decirle si tenía o no que hacer la prueba de nivel en inglés...

El precio del máster también ha sido muy contestado. La Junta fijó el coste en la horquilla más cara: 1.626 euros, muy por encima de los 189 euros que costaba el CAP, aunque bien es cierto que el máster dura todo un año y el Curso de Adaptación Pedagógica tan sólo tres meses. Y todo esto -recuerda el Defensor universitario de la Hispalense- después de que el Ministerio de Educación "recomendase" los precios más bajos. "Los alumnos no están satisfechos", reconoce Ignacio Ugalde.

El último punto negro del máster de Secundaria es el referido a los contenidos. De hecho, los decanos de Educación arrancaron a la Junta el compromiso de que las universidades revisarían el diseño de esta oferta académica. En esta misma línea se manifiesta el Defensor de la Hispalense.

"Urge una reflexión, un análisis, sobre el contenido del máster", subraya. Como este título va encaminado a formar a los futuros profesores de Secundaria, Bachillerato y FP, su diseño debe estar orientado a conseguir que los futuros docentes aprendan a enseñar, no a que memoricen materias.

En el caso de la Universidad de Sevilla, el rector ya informó en el último Claustro de que la institución ya estaba trabajando en mejorar el máster. El Defensor reclama que estos cambios se formalicen cuanto antes para que el curso que viene se planifique bien y, sobre todo, con tiempo.

  • 1