jueves, 18 abril 2019
17:09
, última actualización
Local

El mayor terremoto de Andalucía desde 2002 sacude Morón de la Frontera

Un terremoto de 4,7 grados en la escala de Ritcher, el mayor en Andalucía desde 2002, sacudió la provincia de Sevilla. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 16:09 h.

TAGS:

La tierra volvió a temblar ayer en Morón de la Frontera. Un terremoto de 4,7 grados en la escala de Ritcher, el mayor en Andalucía desde 2002, sacudió la provincia y se dejó notar también en Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Jaén. Pese a su magnitud -tuvo 39 réplicas- no provocó daños materiales ni personales.

Pasaban dos minutos de las seis de la mañana cuando un fuerte temblor seguido de un ruido sordo despertó a buena parte de los moronenses pero también de decenas de pueblos de toda Andalucía. Con epicentro en el suroeste del municipio -que conforma junto con Coripe y Pruna el triángulo con más actividad sísmica de toda la comunidad autónoma- el terremoto fue muy similar al que azotó la zona el 30 de junio de 2007 y que marcó 4,4 (a partir de 3,5 y 4,5 puede tener consecuencias). El ayer estuvo precedido por dos de menor magnitud, a las 2.00 y a las 4.00 horas, y tuvo hasta 39 réplicas. La más fuerte, de 3,8 grados, se registró pasadas las 6.05 horas.

Pese a que no hubo que lamentar víctimas ni daños materiales, según explicaron desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN), el de ayer fue el mayor terremoto que se registra en Andalucía desde el 4 de febrero de 2002, cuando otro, con epicentro en Gergal (Almería) y 4,8 grados en la escala de Ritcher, dejó sin luz a buena parte de la parte del Levante al provocar el derrumbe de una torre de electricidad.

Epicentro. Después del de Gergal, los dos terremotos más importantes que han afectado a Andalucía han tenido su epicentro en Morón de la Frontera, que sólo el año pasado registró más de 500 pequeños seísmos y siete más de escasa identidad.

El director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, explicó ayer que "este año la situación es prácticamente similar". Pese a la magnitud del terremoto, estuvo "en el límite de peligrosidad", fue muy superficial debido a su escasa profundidad, "de unos cinco kilómetros", según el experto, lo que evitó que provocara graves daños. Tras las múltiples réplicas (de entre 1,6 y 3,5 en la escala de Ritcher) que se sucedieron durante todo el día de ayer -algunas en Coripe y Puerto Serrano (Cádiz)- se prevé que le sigan "otras menores" durante los próximos días. "Lo normal es que puedan prolongarse durante una semana", dijo el responsable de la Red Sísmica Nacional.

Por su parte, el director del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos (Iagpds), Jesús Ibáñez, declaró a la agencia Efe que "la actividad sísmica" durante las horas posteriores al terremoto era "absolutamente normal". Manifestó también que aunque esta ciudad está "en el límite de una zona geológica importante" en esta materia, "no se puede predecir nada", por lo que la única opción es prevenir "realizando estudios de respuesta, tanto del suelo como de los edificios con normas de construcción y protección".

Desde primera hora de la mañana, la Policía Local empezó a recibir llamadas "solicitando información sobre el terremoto". Sin embargo, del medio centenar de vecinos que llamaron a lo largo de la mañana "ninguno alertó de destrozos en sus viviendas", según confirmaron fuentes policiales. De hecho, los agentes ni siquiera tuvieron que salir a atender ningún aviso.

Si bien la suerte quiso que el terremoto no provocara daños de importancia, las múltiples llamadas sí que mantuvieron ocupados a los servicios de emergencia del 112 y Protección Civil de buena parte de Andalucía. En Sevilla se produjeron 40 llamadas al 112 y en Coripe algunos vecinos salieron en pijama a la calle. En Jerez de la Frontera y Villamartín (Cádiz) hubo una decena de llamadas mientras que en Málaga, según informó a Efe el centro coordinador de emergencias del 112, alertaron del seísmo vecinos de la capital y de Torremolinos. Por último, los bomberos de la capital hispalense recibieron avisos pero no tuvieron que prestar ningún servicio.

  • 1