Cultura

El médico de Michael Jackson queda en libertad y fuera de sospecha

Un forense contratado por la familia de Michael Jackson realizó ayer una segunda autopsia al Rey del pop mientras la investigación oficial sobre su muerte continuó con un interrogatorio al médico personal del cantante, Conrad Murray, que fue puesto en libertad ayer tras el interrogatorio.

el 16 sep 2009 / 04:56 h.

Un forense contratado por la familia de Michael Jackson realizó ayer una segunda autopsia al Rey del pop mientras la investigación oficial sobre su muerte continuó con un interrogatorio al médico personal del cantante, Conrad Murray, que fue puesto en libertad ayer tras el interrogatorio.

Al dia siguiente de que las autoridades del condado de Los Angeles realizaran una autopsia al cadáver de Jackson y a la espera de los datos de la prueba toxicológica, la familia encargó un procedimiento paralelo ante los interrogantes abiertos sobre cómo falleció el artista. El reverendo Jesse Jackson -que no tiene parentesco con el cantante- aseguró que después de pasar el viernes consolando a la familia encontró a los parientes del artista molestos y frustrados por el desarrollo de los acontecimientos y el silencio mostrado por el que fuera durante años el médico personal de Michael Jackson.

Desde el pasado jueves Murray ha prestado declaración en dos ocasiones ante los agentes del caso Jackson, la segunda ayer tarde, después de la cual quedó en libertad y libre de sospecha. La portavoz del doctor, Miranda Sevcik, aseguró que Murray respondió a "todas y cada una de las preguntas" realizadas por los agentes que trabajan por esclarecer los motivos de la muerte del cantante. "Ayudó a identificar las circunstancias alrededor de la muerte del icono del pop y clarificar las inconsistencias", añadió Sevcik.

El resultado de la autopsia privada podría conocerse incluso antes que la realizada por los forenses del condado, que se espera para dentro de varias semanas.

Por su parte, Deepak Chopra, médico amigo de Michael Jackson, comentó que el artista sufrió durante gran parte de su vida de lupus, una seria enfermedad que afecta al sistema inmunológico y ratificó que la despigmentación de la piel de Jackson se debía a que padecía de vitiligio, algo que realmente le incomodaba. "Fue muy molesto para él que la gente pensara que siempre quiso ser blanco y que estaba decolorando su piel, pero él se identificaba como persona negra y fue problemático para él que se creyese que odiaba a su propia raza", aseguró Chopra a la revista People.

fármacos. Por otra parte, Grace Rwaramba, que trabajó 17 años para Jackson y ejerció de niñera de sus tres hijos, reveló ayer en una entrevista la adicción del cantante a los fármacos y su contacto creciente con la secta islámica heterodoxa Nación del Islam. En declaraciones recogidas por The Sunday Times, Rwaramba, de origen ruandés, explica que a menudo tuvo que "bombear" el estómago del artista después de haber consumido un cóctel de medicamentos.

La asistente, de 42 años, hace una triste descripción del cantante en sus últimos meses, en los que llevó una vida de hotel en hotel, sin ser consciente de su situación financiera e ingiriendo compuestos químicos. "Hubo un periodo en que estaba tan mal que no dejé a los niños que lo vieran... Siempre comía poco y mezclaba demasiado".

  • 1