lunes, 25 marzo 2019
08:21
, última actualización
Deportes

El mejor Betis del año quiere dar el salto de calidad en Mestalla, un campo gafe

Reforzado por tres triunfos consecutivos y un juego alegre y arrollador a rachas, el Real Betis visita Mestalla, un campo maldito, con la intención de ganar para obtener el visado de la excelencia. El documento que lo acercaría a tener voz y voto en el G-6 de la Liga española.

el 15 sep 2009 / 19:06 h.

Reforzado por tres triunfos consecutivos y un juego alegre y arrollador a rachas, el Real Betis visita Mestalla, un campo maldito, con la intención de ganar para obtener el visado de la excelencia. El documento que lo acercaría a tener voz y voto en el G-6 de la Liga española.

La expedición del Real Betis cruzó una media España aterida por el temporal para presentarse en Valencia. La bella y pujante ciudad mediterránea recibió al equipo, que viajó con el presidente Pepe León a la cabeza, con tiempo húmedo y frío, y con respeto, mucho respeto, en las cabezas de los que dirigen el Valencia, o sea, Unai Emery y su cuerpo técnico. El motivo no es otro que la formidable racha de tres triunfos seguidos con la que el Betis llega a uno de sus campos malditos, a lo que hay que unir un excelente juego a ráfagas y la forja de un estilo que gana adeptos en el fútbol español.

La confianza que generan los buenos resultados y el convencimiento íntimo de que se están haciendo bien las cosas serán los dos factores principales para lograr un triunfo en Valencia, un acto de autoridad que haría volver los ojos de muchos hacia el Betis. No será fácil. Primero, porque enfrente aparece un rival mortal al contragolpe y sólido en sus convicciones como equipo.

Si bien es cierto que ha perdido sus dos últimos partidos en casa, también lo es que hoy por hoy el Valencia sigue siendo mejor equipo que el Betis, que todavía siembra algunas dudas en el sistema defensivo global y depende en exceso de lo que puedan producir Emana y Sergio García. Luego, y aunque el tópico afirma que las estadísticas están para romperlas, resulta que el Betis lleva 22 años sin ganar en Mestalla, una pesada carga.

Perdido el factor sorpresa por las dos victorias consecutivas de Racing y Sporting, Francisco Chaparro ha preparado con mimo el encuentro. El técnico teme sobre todo el contragolpe del Valencia, así que una de las claves será la de achicar espacios, no permitir a Capi que se descuelgue mucho de Marco Aurelio y dejar por momentos que sea el Valencia el que lleve la iniciativa, pues sufre el conjunto levantino cuando se enfrenta a un contrincante bien parapetado. A todo eso hay que unir efectividad en ataque y máxima concentración en defensa, pues jugadores como Villa o Joaquín son mortales en los descuidos.

Buen conocedor también de las motivaciones psicológicas, el entrenador ha recurrido a ellas para hablarle a sus jugadores de lo importante que sería ganar en Valencia para entrar en la zona vip de la Liga. También ha recordado el trianero los 22 años que se llevan sin ganar en Mestalla y pos supuesto ha tenido palabras para Emana, ex valencianista en su etapa juvenil que tiene hoy una buena oportunidad de mostrar el error cometido con él.

Chaparro realizó junto a sus jugadores la última sesión de entrenamiento en la mañana de ayer y a su conclusión ofreció una lista de convocados de 18 jugadores donde regresó Fernando Vega en detrimento de Ilic y se mantiene el delantero del filial Diego Segura, pues el conjunto verdiblanco acumula en ataque las bajas de Mark González, Xisco, Edu y José Mari, todos por lesión. Del mismo modo, Ilic, Rivas, Lima y Babic tampoco viajan a tierras levantinas, aunque éstos por decisión técnica.

En cuando al once inicial, Chaparro afirmó ayer que ya tiene elegido el hombre que defenderá el lateral zurdo y todo apunta a que será Fernando Vega, quien tendrá misión de detener a un Joaquín en forma, que además suele hacer buenos partidos contra su ex equipo. En definitiva, el Betis jugará con Casto; Nelson, Arzu, Juanito, Fernando Vega; Capi, Marco Aurelio; Damiá, Emana, Juanma; y Sergio García. Obtener el pase al G-6 de la Liga se encuentra en juego.

  • 1