Deportes

El mejor sitio (Villamarín) y el mejor rival (Recreativo) para renacer

El Betis es el mejor en casa de toda la Segunda División y el Decano del fútbol español no ha  ganado ni una vez fuera de Huelva.

el 04 feb 2011 / 20:33 h.

Jesús Vázquez e Iriney, en el último Betis-Recre (3-0).
En Villarreal primero y en Granada después se dejó el Betis seis de los muchos puntos que tenía de ventaja sobre el Rayo y el Celta. El tránsito entre la primera vuelta y la segunda pilló al conjunto verdiblanco lejos de Heliópolis, donde el líder de Segunda baja un poco sus prestaciones, pero la minigira por campos hostiles toca a su fin y mañana, ante el Recreativo, el Betis regresa a casa, a su estadio, al fortín del que sólo ha dejado escapar dos de los 30 puntos que ha disputado. La combinación es idónea para que el equipo de Pepe Mel se reencuentre consigo mismo: juega en un estadio donde gana el 93% de los puntos y recibe a uno de los dos conjuntos que todavía no han ganado ni un partido como visitante en toda la temporada.

El Betis es el local más poderoso de Segunda. Sus diez comparecencias ante su afición se traducen en nueve victorias, un empate (el 2-2 con el Barça B) y ninguna derrota. En total son 28 puntos, dos más que el Granada, el siguiente en la clasificación pero con un partido más. Y encima ha marcado 27 goles (2,7 por encuentro), la mejor marca de la categoría, y apenas ha encajado 7, que no son el récord por milímetros. Curiosamente, los dos que defienden mejor en su campo luchan por no bajar a Segunda B. Son el Huesca y el Nástic, que también han recibido 7 tantos pero en doce partidos.

El Recreativo, por el contrario, ha jugado once veces fuera de Huelva y su balance es de cero victorias, siete empates y cuatro derrotas. En resumen, 7 puntos, la quinta peor marca de la división de plata. Ha marcado 8 goles y ha encajado casi el doble, 15. Para encontrar su último triunfo como visitante hay que viajar, nunca mejor dicho, a la antepenúltima jornada de la pasada temporada, a un 1-3 en Albacete.

El contraste entre el Betis local y el Recre visitante es muy acentuado, pero no hay que perder de vista la maldición que solía perseguir a los verdiblancos frente al Decano. El 3-0 de la campaña pasada, de hecho, puso fin a una década sin que el Betis fuese capaz de batir al Recre en la Liga.

  • 1