Economía

«El mercado inmobiliario aún no ha tocado fondo. Los precios caerán más»

El director general de Inerzia vive de primera mano el desplome de la burbuja inmobiliaria, en concreto, en el sector terciario. A pesar de que empresas parecidas han cerrado, opta por aguantar el chaparrón y hacerse fuerte en momentos de crisis.

el 15 sep 2009 / 23:02 h.

El director general de Inerzia vive de primera mano el desplome de la burbuja inmobiliaria, en concreto, en el sector terciario. A pesar de que empresas parecidas han cerrado, opta por aguantar el chaparrón y hacerse fuerte en momentos de crisis.

-¿Cuándo empezaron a vislumbrar en Inerzia la tendencia que tomaría el mercado inmobiliario?

-Como consultora especializada en el sector terciario, veníamos viendo desde principios de 2007 que el sector residencial se estaba frenando. En nuestro caso, no hemos notado la crisis hasta finales del primer trimestre del pasado año. Desde entonces hay menos operaciones en nuestro sector y menos financiación.

-¿Esperaba que fuera tan brusco en el sector terciario como en el residencial?

-Cuando cae el mercado de compraventa de viviendas también lo hace el terciario, pero no esperábamos que el desplome fuera tan brusco. Barajábamos una paralización, pero no una caída tan fuerte. Desde marzo del año pasado hasta el verano no hubo apenas negocio.

-¿Tiene alguna particularidad el comportamiento del mercado sevillano respecto al del resto de Andalucía?

-Se comportan de una forma bastante parecida, ya que vendemos sobre todo a las pymes pequeñas. Hay que diferenciar. Está el mercado industrial, donde necesitan naves de entre 200 y 300 metros cuadrados y que lo pasa mal a cuenta de la financiación. Y después, las oficinas, donde se encuentran también pymes y firmas más grandes que demandan más metros. Lo que sí observamos es que la gente ahora no quiere comprar y opta en mayor medida por el alquiler. Están bajando enormemente las ventas tanto en Sevilla como en el resto de la comunidad.

-¿Dónde se observa más esta caída de las ventas?

-Se nota mucho en los nuevos proyectos de parques empresariales, que se llenaron en su momento de inversores con intereses especulativos y de otro tipo. Ahora, esa figura ha salido del mercado, por el grave problema de financiación que vivimos.

-¿Y cómo seguirá la tendencia en los próximos meses?

-Pensamos que el mercado no ha tocado fondo aún, aunque decir la fecha en la que acabará esta situación es bastante aventurado. A veces nos planteamos que los precios tienen que bajar aún más y el mercado va a tener que asumir pérdidas. El volumen que habían cogido los precios en los últimos años no se podía mantener durante mucho tiempo, sobre todo una vez que ha empeorado el sistema financiero.

-En el caso de los locales comerciales, es curioso, al menos en Sevilla, la proliferación de establecimientos chinos. ¿Por qué se han expandido así?

-Los negocios chinos venden productos baratos y esta circunstancia es fundamental en momentos de crisis, porque el cliente recurre a este tipo de comercios. En el caso específico de los chinos, es llamativo que suelen comprar. Del otro lado, los que más cierran son inmobiliarias, las de a pie de calle casi han desaparecido, y las empresas de asesoramiento financiero.

-¿Cuál es su perfil de cliente?

-Se puede dividir en dos. Por un lado está la gran empresa, que quiere ampliar instalaciones y en momentos como el actual tiene menos problemas de financiación, aunque los tiene. Y los pequeños empresarios, que están reduciendo plantilla pero también espacio y necesitan relocalizarse. En definitiva, a Inerzia acuden promotores, compradores finales, administraciones públicas y todos aquellos que quieren hacer una valoración de un activo.

-¿Cree que la actitud de los bancos cambiará a corto plazo?

-Cada vez que los escucho me dan más miedo. Parece que va a suceder justo lo contrario y que lo que se habla es sólo humo.

-¿Esta situación les afecta?

-En gran medida, como actores que somos del sector. Muchos de nuestros clientes han suspendido pagos o han descendido considerablemente su facturación, por lo que estamos llevando a cabo nuestro propio proceso de reestructuración, pero no vamos a cerrar. Tenemos algo positivo, nada de apalancamiento, y podemos presumir de que el nivel de morosidad es cero. Inerzia tiene un gran futuro, hay que aprovechar las oportunidades en tiempos de crisis, así que vamos a aprovechar para coger impulso para el futuro.

-¿Cómo repercute en su facturación?

-Este año hemos facturado un 35% menos y en 2009 nuestro objetivo es mantenernos. Esperamos que la recuperación venga en 2010, pero no es fácil preverlo.

-¿Tiene negocio en el exterior?

-Además de en Sevilla, tenemos una empresa en Polonia que en estos momentos está en stand by. Allí hay más demanda, pero la financiación está igual. Un vez que pase la crisis financiera, podemos seguir creciendo allí, porque tiene muchas posibilidades.

  • 1